Uncategorized

10 consejos antiestrías durante el embarazo

estrías

Es una de las preocupaciones estéticas que más preocupan a las embarazadas: ¿aparecerán las temibles estrías? Si quieres evitar tener este recuerdo de tu embarazo en tu piel de por vida hay una serie de indicaciones que te pueden ayudar a prevenirlas

 

Las estrías surgen durante el embarazo o la lactancia porque las fibras de la piel, estiradas al máximo de su capacidad, se rompen. Para evitar que esto suceda hay que extremar los cuidados de la piel dándole un aporte extra de hidratación, especialmente en las zonas más conflictivas: la barriga y el pecho.

Pero no todo consiste en aplicarse la crema más cara de la farmacia, vas a tener que hacer un esfuerzo para cambiar tus hábitos y aprender a cuidar tu piel si tienes pensado eludir su aparición. Para ayudarte, la firma Suavinex ha elaborado una lista de consejos muy útiles que debes seguir al pie de la letra:

  • Nutre la piel a diario: para conservar su elasticidad con una crema antiestrías que contenga sustancias que favorezcan la formación de las fibras elásticas y de colágeno, como la centella asiática, y con activos reparadores, como la rosa mosqueta. Para que funcione bien, la constancia y empezar antes de que amentes de volumen son los dos consejos más importantes, no te dejes vencer por la pereza, tu piel te lo agradecerá.
  • Hidrátala desde dentro: beber agua, además de ser esencial para el buen funcionamiento del organismo, permite conservar la elasticidad de los tejidos. Recuérdalo y toma, al menos, ocho vasos al día.
  • Protégete del sol: con 10 minutos al día, basta. Más allá de ese tiempo, evita sus rayos y utilizar protectores adecuados a tu estado (pregunta a tu médico o farmacéutico). El sol acentúa las estrías en lugar de atenuarlas, pues altera profundamente las fibras de colágeno y de elastina y, de paso, te puede generar manchas en la cara.
  • Sigue una dieta sana: con muchas proteínas de calidad (carnes, pescados…) y alimentos ricos en Vitaminas A, E y C y en magnesio (indispensable para la síntesis de colágeno).
  • Estimula la circulación: efectúa masajes circulares al aplicar tu crema antiestrías en el vientre, los glúteos, las caderas, los pechos y los muslos (sin presionar demasiado). Después pellizca suavemente la zona con los dedos para fortalecer la piel.
  • No pares: estar embarazada no es sinónimo de estar todo el día sentada. Realiza ejercicio suave. Mantener un buen tono muscular protege de las distensiones ejercidas sobre la piel durante el embarazo
  • No fumes: ni durante el embarazo ni durante el post-parto. El tabaquismo está totalmente desaconsejado durante esta etapa de tu vida, por los peligros que conlleva para el bebé, pero además es que el tabaco disminuye la producción de colágeno y elastina.
  • Usa un sujetador adecuado: que se adapte al tamaño de tu pecho (incluso para dormir si es necesario), así ayudarás a la piel a enfrentarse a las grandes variaciones de volumen derivadas del embarazo y la lactancia.
  • No abandones: continúa el tratamiento antiestrías durante dos o tres meses después del parto hasta que la piel vuelva a su estado natural, ya que a veces aparecen estrías después de dar a luz.
  • Evitar el Retinol-A: este componente presente en muchas de las cremas cosméticas no recomendable ni para embarazadas ni para mujeres que estén amamantando a sus hijos.

 

Comment here