MaternidadPaternidad

10 imágenes que muestran la difícil tarea de ser padres

Cuando te conviertes en padre aprendes muchas cosas sobre los niños. Por ejemplo, cuando hay silencio en casa, puede ser peligroso porque es sinónimo de que algo está ocurriendo.

También aprendes que nunca más estarás solo y que los momentos de tranquilidad o las horas de sueño, ya no serán tan frecuentes como antes.

Sin embargo, no podemos negar que está repleta de instantes maravillosos y gratificantes. A fin de cuentas, esas ideas que para nuestros hijos resultan ser magníficos, para los adultos son un completo desastre, pero a la vez graciosos. Estos “crímenes” perpetrados por nuestros pequeños resultan tan inesperados que solo podemos reír para no llorar.

A continuación, hemos hecho una lista con 10 momentos en que los niños nos demuestran que ser padres no es una tarea para cualquiera.

Esta niña pensó que al cortar los cables de unos auriculares le estaría haciendo un favor a su hermana quien tanto deseaba tener unos que fueran inalámbricos. Ahora solo queda ver cómo hacerlos funcionar.

A medida que nuestros hijos crecen, quieren más independencia y hacer algunas cosas sin la ayuda de nadie. Esto fue lo que le pasó a un niño que rechazó la ayuda de sus padres para pedir comida porque “ya es un niño grande”. Ahora su pedido no le apetece tanto como esperaba.

Cuando tienes pequeños en casa sabes perfectamente que no puedes dejarlos solos ni por cinco segundos o te pasará como esta madre que fue hasta la cocina y al regresar se encontró con su hijo atorado con la cabeza dentro del respaldar de una silla.

Cuando tu hija te quiere ayudar a pintar las paredes de tu hogar, pero te das cuenta que no es una buena idea.

La mamá de este niño se había dispuesto a limpiar su casa y encendió la aspiradora. En cuestión de minutos, se apagó de repente y escuchó el llanto de su hijo. Afortunadamente, no fue más que solo un susto y este niño aprendió que los cables y las tijeras no son algo para jugar.

Al parecer, esta niña no tenía idea de lo difícil que podía ser caminar sobre el cemento fresco y terminó con todo el material sobre su rostro.

Comprender las reglas de un juego no es tan sencillo como parece. Esta familia había decidido jugar al escondite y su pequeña escogió el mismo lugar todas las veces. Al parecer no tiene muy en claro de que se trata jugar a las escondidas.

Dicen que la intención es lo que cuenta, ¿no es cierto? Esta niña quiso hacer unos lindos soportes para los sartenes, pero todos llevan plástico en el borde. Espero que sus padres encuentren otra función para no herir sus sentimientos.

Este niño quería ser fotógrafo como sus padres así que tomo una cámara y comenzó a capturar algunos momentos. Lo malo es que no era apta para mojarse y el pequeño quiso sacar algunas fotografías bajo el agua.

Esperamos que los padres de este niño no se den cuenta que ha roto un tulipán y quiso ocultarlo poniendo un tomate en su lugar.

Comment here