Niños

10 razones por las que nuestros niños no deberían tener celular

celular

La tecnología es muy útil, nos hace la vida mucho más fácil a todos, además de que  sirve para mantenernos comunicados, al día y en contacto con nuestros seres queridos que muchas veces están más lejos de lo que nos gustaría.

En la actualidad además de sernos útil para muchas cosas, los teléfonos móviles se han convertido prácticamente en las “nanas” de las familias y es que es mucho más fácil darle el teléfono al niño y que haga lo que quiera que hacerlo que juegue con sus juguetes o reprenderlo.

 

Pero la Academia Americana de Pediatría y la Sociedad Canadiense de Pediatría se pusieron a investigar sobre el tema, para de esta forma poder ver cómo es que afecta a los bebés y niños el uso de estos aparatos tecnológicos.

De los resultados que obtuvieron, formaron estas 10 razones para que los pequeños que son menores de 12 años no usen los móviles sin el control necesario o directamente ni los usen. Es más, los bebés que todavía no llegan a dos años ni deberían tener contacto con ellos.

 

LAS RAZONES PARA NO DEJAR QUE UN NIÑO USE EL TELÉFONO MÓVIL

Los profesionales en pediatría nos han revelado que es lo que pasa cuando dejamos que nuestros hijos usen el teléfono móvil. Son muchos los daños que le pueden causar por lo que tienes que prestar atención y hacer caso a las recomendaciones.

 

La sobreexposición: Lo cierto es que al permitirles que usen el teléfono móvil, los sobrexponemos a la tecnología lo que los termina haciendo vulnerables e incluso los dejamos expuestos al abuso.

 

La adicción infantil: Se ha comprobado que uno de cada 11 niños (entre 8 a 18 años) se vuelven adictos a las nuevas tecnologías lo que puede ocasionar  que se alejen de sus amigos y familiares.

 

Mucha radiación: En cuanto a la radiación que emiten los teléfonos móviles es mucha y los niños son mucho más sensibles a esta, esto hace corran el riesgo de desarrollar enfermedades asociadas a la exposición continua a la radiación como algunos tipos de cancer.

 

Enfermedad mental: Se realizaron varios estudios que comprueban que usar demasiado las nuevas tecnologías está haciendo el número de personas con depresión y la ansiedad infantil sea mayor. Aunque también se tienen en cuenta muchas otras conductas en cuanto a los niños, ellos son los que más consecuencias sufren.

 

Actitudes agresivas: Esto ocurre porque muchas veces se expone a los niños a contenidos violentos y agresivos, lo que puede alterar la conducta de ellos.

 

Déficit de atención: Cuando usan demasiado la tecnología empiezan a disminuir la atención, la concentración e incluso la memoria.

 

Obesidad infantil: Al estar todo el tiempo usando nuevas tecnologías, empiezan a practicar el sedentarismo. Este es un problema cada vez más común en los niños y es por eso que se ven cada vez más con problemas de obesidad. Lo cual termina provocando diabetes, problemas en el corazón y otros relacionados.

 

Modificaciones en el sueño: Como muchos padres no controlan el uso de los niños con los móviles, pueden estar horas utilizándolos en la noche lo que hace que no duerman la cantidad de horas necesarias para su adecuado desarrollo.

 

Retraso en su desarrollo: Cuando usan demasiado el teléfono desde pequeños pueden terminar limitando el movimiento lo que afecta las capacidades, la atención incluso el rendimiento académico.

 

Desarrollo cerebral: En este caso el exceso de exposición a la tecnología hace que se acelere el desarrollo cerebral entre los bebés de 0 a 2 años, lo que causa la mayoría de los problemas anteriores, aunque también falta de autocontrol y aumento de la impulsividad

Comment here