Uncategorized

14 cosas que nadie te dice de la maternidad

maternidad

Tu vida cambia en 180º cuando te conviertes en mamá, y por muy maravillosa que sea esta etapa, habrán ciertas situaciones que deberás afrontar como toda una luchadora.

 

Desde pequeñitas jugábamos con muñecas, les dábamos de comer, las cambiábamos de ropa, peinábamos, las hacíamos dormir, y entregábamos mucho amor. Claro está que tomar el rol de mamá en la infancia es solo un juego, puesto que los juguetes no tienen vida y si te aburrías de ellos, simplemente los dejabas de lado.

 

Al parecer ese instinto maternal viene impregnado en nosotras. Desde niñas soñamos con ser mamá y compartir lindos momentos con nuestros hijos. Es por esto que las muñecas funcionan como “hijos” falsos, antes de conocer realmente la maternidad.

 

Claro esta, que cuando te conviertes mamá es imposible dejar tirado al bebé porque te aburriste de sus llantos y rabietas. No hay duda que la maternidad es difícil, pero es una de las etapas más hermosas que puede vivir una mujer, aunque hay ciertas cosas que te hubiese gustado saber antes de convertirte en mamá.

 

Te revelamos a continuación 14 cosas que nadie te dice sobre convertirte en mamá:

1.- A pesar de que tomemos muchas precauciones y seamos minuciosamente cuidadosos, tu pequeño de una u otra manera se va a lastimar: Los accidentes ocurren y es imposible evitarlos, esto por ningún motivo te hace mala madre. De hecho nos gustaría tener a nuestros bebés en una burbuja, pero es imposible.

 

2.- Puede que te resulte difícil creerlo, pero olvídate que te podrás sentar tranquilamente a leer un libro por horas, una revista, el diario o simplemente revisar las actualizaciones de tus amigos en redes sociales. Un bebé necesita de toda tu atención, más aún un niño, así que apróntate a que él se robará todo tu tiempo y energía.

 

3.- Si eres fanática de ver películas en casa, créeme que no volverás a ver una completa. Y si te preguntas de ir al cine, la verdad es que pasarán un par de años para volver y cuando lo hagas de seguro será para ver algún estreno de una película infantil.

 

4.- Quizás no habrá tiempo para preocuparte de ti misma, y eso te hará subir unos kilitos demás: Cuando hay un bebé a quién cuidar, todo el tiempo se lo robará él. Por lo tanto tendrás que despedirte de pasar horas en el gimnasio, salir a correr o hacer deporte constantemente. El único ejercicio que practicarás este tiempo será correr detrás de tu bebé.

 

5.- A veces te costará mucho hacerlos dormir rápido: Puede que lo logres, pero prepárate, sin duda se despertará cada 3 horas o un par de veces durante la noche.

 

 

6.- Cuando en familia decidan que llego la hora de que vaya a la sala cuna o jardín infantil, su primer día de clases será el peor de tu vida. Puede que estar lejos de tu bebé un par de horas te haga llorar días. Pero no debes preocuparte, apenas te acostumbres sabrás aprovechar todo el tiempo que lo tienes junto a ti.

 

7.- Te has dado cuenta que todas las madres entienden lo que quiere decir su bebé. Por lo tanto si no aún no aprende hablar, y aún así entiendes lo que quiere decir, es probable que debas soportar muchas críticas en cuanto a su educación en general.

 

8.- Sin duda cuando te visiten tus amigos en casa, tu vida social se verá reducida por el tiempo en que les cueste quedarse dormido y tú te quedes dormida: quizás serán solo unos minutos.

 

9.- Verlos sonreír  y felices es y será siempre el mejor regalo.

 

10.- Si eres fanática del chocolate y esas cositas dulces, puede que comértelo en casa sea casi igual que querer consumir una droga ideal. No te pueden ver. Puede que te sientas egoísta en ciertos casos, pero a veces es necesario para poder seguir con tu vida agitada.

 

11.- Si antes cambiar pañales con heces y ver vómito te daban asco, ya no lo harán más.

 

12.- Cuidado, van imitarte. Así que deberás prestar atención a las palabras que usas, a tus compartimientos, gestos y reacciones. Serán uno mini tú.

 

13.- Puede que veas tus defectos, tics y mañas en tus hijos.

 

14.- Si antes comías lento, prepárate. Aprenderás a comer rápido y puede que te sirvas tu comida fría.

A pesar de estas 14 cosas, tus hijos son el mejor regalo que la vida te pudo dar. Ellos pintarán tu mundo de colores, serán tu motivación para hacer lo imposible y te proporcionarán la energía necesaria para vivir diariamente. Mientras tanto disfrútalos.

 

Comment here