El desarrollo sensorial de mi bebé

Author: Share:
bebé

Vista, olfato, tacto, gusto y oído, se convierten en un mundo fascinante para nuestro bebé.

 

El desarrollo sensorial de tu bebé será medido a través de los sentidos: oído, vista, gusto, tacto y olfato. Todos igualmente desarrollados, de manera que en cada uno vamos a ir encontrando diferencias que van a marcar su evolución en las distintas etapas de su vida.

 

Su desarrollo sensorial

  • Oído: Desde que está en tu vientre, tu pequeño escucha los latidos de tu corazón,  las voces de otros miembros de la familia, y la música que le pones. Sin embargo, el recién nacido percibe los ruidos, pero no los escucha. Es muy sensible a la intensidad: le calma la voz de su madre, la música dulce, y le molestan los ruidos fuertes. Aún no es capaz de localizar la fuente del sonido.
  • Vista: Los primeros días los ojos del bebé están cerrados, duerme la mayor parte del tiempo, y no es capaz de distinguir colores. Frunce los parpados cuando cambia la luz, pero es recién a los tres meses cuando nuestro dulce bebé será capaz de diferenciar un rostro real, de uno dibujado. En este momento, además, te darás cuenta que se han convertido en grandes exploradores, observando todo lo que pasa a su alrededor.
  • Gusto: Desde el nacimiento, el sentido del gusto está muy desarrollado. ¿Te has fijado que los bebés a medida que crecen se empiezan a llevar todo a la boca? Debes saber, mamá, que no es una simple manía. Para tu guagua es exploración y descubrimiento. Eso sí,  el recién nacido prefiere los sabores dulces, tanto que si le acercamos un dedo cubierto de azúcar lo succionará y seguirá succionando cuando lo retiremos.
  • Tacto: Para tu pequeño este es uno de los sentidos más importantes, puesto que equivale a un lenguaje. El contacto con la piel y el calor, es una estimulación muy fuerte, razón por la que necesita ser abrazado, acariciado y besado.
  • Olfato: El recién nacido “aprende” el olor de su madre, e incluso en la oscuridad será capaz de saber dónde estás, sólo por tu olor. Verás que tu bebé, además, hará muecas  cuando perciba un olor fuerte y desagradable.

 

Como ves, aunque muchos crean que un bebé no se da cuenta de las cosas, la verdad es que ya tienen en funcionamiento todos sus sentidos, y avanzará en su aprendizaje a medida que logre ir asimilando todo lo que sucede en su nuevo mundo.

 

Previous Article

¿A quién se parecerá mi bebé?

Next Article

Hernia umbilical: ¿es un riesgo para mi bebé?

Te podría interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *