Los reflejos de mi bebé

Author: Share:
reflejos

Un examen de vitalidad para el bebé recién nacido.

 

Como todos sabemos, los reflejos que tiene nuestro bebé al nacer, son completamente involuntarios, y van desapareciendo con el tiempo. Estos reflejos le permitirán realizar acciones que, aunque ahora no tienen sentido para él, servirán a los médicos para valorar su vitalidad, y su estado de salud neurológica.

 

Con el paso de los meses, y a medida que nuestro bebé va creciendo, estos reflejos se van perdiendo. Pero, tienen nombre, y Ser Mamá te los muestra a continuación:

  • Reflejo de Marcha: Sólo se mantiene hasta el segundo mes, pero resulta muy curioso ver como el recién nacido hace el intento de caminar al sujetarlo por las axilas.
  • Reflejo de Arrastre: Al colocar al bebé boca abajo, intentará mover sus piernas para avanzar. Este reflejo desparece a los tres meses de vida.
  • Reflejo de Búsqueda: Aparece cuando se roza suavemente su mejilla o la comisura de sus labios. Entonces, el bebé gira la cabeza en esa dirección. Suele desaparecer alrededor de los cuatro meses.
  • Reflejo de Moro: Se mantiene hasta los 4 meses de tu pequeño. Se produce cuando alguien da un golpe fuerte, cuando se hace un movimiento brusco, o cuando se enciende una luz intensa, entonces el bebé llora. Se cree que es un reflejo defensivo que, como ya te lo dijimos, desaparece a los pocos meses.
  • Reflejo de succión: El bebé chupa cuando se le introduce algo en la boca. Se puede apreciar ya en las ecografías antes del nacimiento, y suele desaparecer hacia el sexto mes.
  • Reflejo Prensil: Consiste en la habilidad del recién nacido de agarrar con fuerza cualquier cosa que roce la palma de su mano como, por ejemplo, el dedo de su mamá. Se trata de un reflejo remoto que permite al bebé sujetarse involuntariamente. Favorece la vinculación afectiva y, generalmente, suele desaparecer a los seis meses.
  • Reflejo de Galant: Desaparece al año de vida de tu bebé, y consiste en que al pasar la mano por la parte baja de la espalda y hacia un lado, por la zona de los riñones y en paralelo a la columna vertebral, el bebé arquea ligeramente el cuerpo hacia ese lado.
  • Reflejo de prensión plantar: Aparece cuando el bebé siente un roce en la planta de sus pies, recogiendo sus deditos hacia abajo. Permanece hasta el año de vida.

 

Previous Article

Útiles consejos para disfrutar ser papá por primera vez

Next Article

10 cosas que quizás no conocías del bebé en gestación

Te podría interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *