¿Debemos obligar al niño a comer?

Author: Share:
comer

El obligar a los niños a comer no es algo nuevo, no es algo que se ve recién ahora, es algo que ha existido desde hace mucho. Esto no es porque se sea malo/a con el pequeño, sino porque nos preocupamos por su bienestar, sobre su alimentación, para que tengan buenos hábitos en lo que es su rutina diaria.

 

Pero los profesionales lo que dicen es que no hay que presionar a los niños para que coman y tampoco hay que restringirles la comida. Esto lo han hecho nuestros padres con nosotros y nuestros abuelos con nuestros padres. Por ello es que se lo ve como algo normal, sin embargo, no es lo correcto porque el pequeño es quien sabe cuándo y cuánto necesita comer.

 

Por qué no hay que obligarlos

El nutricionista, dietista y escritor de varios libros, Julio Basulto, comentó que:

 

“no debemos insistir para que nuestros hijos coman algo que no quieren, más cantidad de la que desean o más rápido de lo que pueden”

 

Pues al ser insistentes y violentos a la hora de crear hábitos alimenticios, lo único que se consigue son resultados negativos. Cuando forzamos a un pequeño a comer lo que ya no quiere tiene efectos indeseados, como lo es el sobrepeso o la obesidad infantil.

También es posible que el pequeño adopte conductas purgativas y bueno las enfermedades cardiovasculares y la diabetes también pueden aparecer como consecuencia de la obesidad.

Publicidad

 

Para muchos puede ser una tontería, pero el obligar a los pequeños a comer tiene consecuencias y esto se sabe a diferentes investigaciones que se han ido haciendo. En las cuales se revela que los niños que tienen sobrepeso son porque los padres tienden a restringirles la ingesta de comida.

Y los que tienen un peso normal o bajo son los que los obligan a comer más de lo que su cuerpo les tolera. Ninguna de las dos acciones es buena para los pequeños.

 

Conductas que debemos evitar y que debemos hacer para que coman

Como padres, para evitar lo mencionado anteriormente lo que debemos hacer es evitar amenazar al niño, hacerlo sentir mal, decir mentiras para que coma, maltratarlo tanto física como psicológicamente. El presionarlo e insistirle o incluso atemorizarlo, solo es peor, por ello te recomiendo que lo evites.

 

Lo que tienes que hacer si quieres que coma es darle tiempo ya que cada pequeño tiene su tiempo, su ritmo. Puedes ofrecerle alimentos o recetas nuevas, algo importante es evitar las distracciones como la televisión. Y como un buen hábito para hacer que los niños se acostumbren es comer en familia y darles el ejemplo.

Previous Article

Colecho seguro: 10 consejos para cuidar al bebé

Next Article

Montessori nos aconseja otra técnica para resolver conflictos en el hogar: La mesa de la paz

Te podría interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *