Estudio: Soplar la comida del bebé puede ser perjudicial

Author: Share:
Soplar la comida del bebé

Esto es algo de lo más normal, cuando nuestros bebés comienzan a comer alimentos sólidos nos emocionamos porque debemos preparar el puré y hacer que pruebe diferentes comidas.

Puede parecer algo simple, sin embargo, es hermoso porque experimentamos algo bueno con los pequeños, además son tiernas las caritas que hacen.

Entonces, cocinamos y preparamos la comida, acomodamos al bebé para poder empezar a darle la comida. Antes de darle, obviamente soplamos un poco para que no esté muy caliente, para que no se queme, eso es algo normal que se realiza desde hace años.

Soplar la comida del bebé siempre se ha hecho y es que obviamente lo hacemos porque lo que menos queremos es que el pequeño se queme.

No hay que soplar la comida del bebé

Cuando soplamos lo hacemos para enfriar un poco la comida, aunque puede ser que muchas veces esta no esté muy caliente y lo hagamos igual ya sea de manera inconsciente o de forma accidental.

Ahora, según un estudio que ha realizado Art Nowak, el ex presidente de la Junta Estadounidense de Odontología Pediátrica esto no es bueno para la salud del niño.

A empezado a advertir a los padres que sopla la comida puede ocasionar que se le transmitan caries al niño, a pesar de que no tenga dientes.

Es increíble, pero es así, pues cuando un bebé nace su cuerpo no se expone al streptococcus mutans, una bacteria que habita en la boca de todos los humanos.

Esta se alimenta de los restos de comida que quedan en la boca y puede que los bebés no tengan dientes, pero esta bacteria es capaz de establecer pequeñas colonias y sobrevivir hasta que comiencen a salir los primeros dientes.

Si eso ocurre, cuando el pequeño se alimenta ya sea de leche materna o fórmula comienza la actividad de las bacterias y en poco tiempo crea ácido lo cual inicia todo el proceso de la enfermedad.

Soplar la comida del bebé

Enfriar la comida de otro modo

Es posible evitar esta situación, que empiece a desarrollarse dicha enfermedad en la boca de los niños y eso se hace dejando de soplar la comida.

Otra cosa que puedes hacer es limpiar frecuentemente su boquita, limpiar sus encías con una gasa húmeda, siempre pasando de forma suave y cuidadosa. Esto lo debes hacer después de cada toma de leche.

Cuando le des alimentos con utensilios como cucharas y tenedores debes tener cuidado, no uses lo mismo que has usado tú, que tenga sus propios utensilios.

Y para finalizar, puede que parezcas una madre exagerada, pero es muy bueno llevar al bebé al odontólogo a partir de los 6 meses, así verán como va todo y podrá darte una buena rutina de higiene.

Previous Article

Conoce la teoría del apego de John Bowlby

Next Article

Cosas de los recién nacidos que no deben alarmarte

Te podría interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *