NiñosMaternidadPaternidad

Qué podemos hacer cuando nuestros hijos mienten?

hijos

Hay que enseñarle a los niños que mentir está mal, no podemos permitir que lo haga porque si no desde pequeño aprende algo que no es correcto, que no está para nada bien. Ahora, cuando ya mienten la cosa es mucho más complicada porque lograr que dejen de hacerlo se convierte en un verdadero reto.

 

Lo cierto es que tanto la mentira como el engaño son dos cosas con las que tenemos que lidiar todos los días, es normal que ser humano en varias ocasiones mienta, pero no está bien que se haga una costumbre, no está bien permitírselo a los niños. Sin dudas es todo un reto pues hay muchas influencias en su vida como la televisión, películas, relaciones amistosas y más.

 

La mentira es algo habitual y se muestra como algo común

Además de lo que te mencione, prácticamente todos los padres incrementan esta influencia con engaños como lo es Santa Claus y el ratón de los dientes. Entonces sí, es to un desafío evitar que el niño mienta. Ahora la solución no es evitar que el niño se rodee de esas malas influencias porque si no tendrá vida.

 

La respuesta que tenemos nosotras ante la mentira del niño es lo que hará el cambio. Por ejemplo, cuando vemos que nuestros hijos mienten lo más normal es reaccionar de dos formas, castigándolo o razonando, esas dos formas están mal, son dos maneras débiles de cambiar el comportamiento humano.

 

La gran pregunta: ¿Qué debo hacer entonces?

El profesor de psicología y psiquiatría infantil de la Universidad de Yale, quien también es el director del Centro de Crianza de Yale, Alan Kazdin comenta que la mejor manera de eliminar o reducir la mentira en los niños es conseguir que adquieran el hábito de decir la verdad.

 

Elogiar cuando dicen la verdad: Por ejemplo, puedes pedirle a tu pequeño que te cuente lo que le ocurrió en la escuela, cuando cuente la verdad lo elogias diciendo: “¡Eso fue genial! Me dijiste lo que sucedió hoy tal como lo pregunte”. Para que funcione, no lo elogies todo el día, dos veces al día como mucho.

 

En el caso de que descubras a tus hijos en una mentira, no reacciones con esas tácticas pesadas, solo debes ser sincera y decirle que lo dijo no es cierto y que podría meterlo en problemas, que es mucho mejor decir la verdad.

 

Siempre enseña con el ejemplo: Mira, no puedes pedirle a tu hijo que diga la verdad si ve a sus padres mintiendo todo el tiempo. Si tu pequeño miente debes desaprobar esa actitud, no lo obligues a mentir por ti en ciertas situaciones. Puedes usar castigos, pero leves como pérdidas de privilegios, algún gustito que le dabas siempre, no golpear o quitar algo por una semana.

 

Comment here