Cómo cuidar la pareja y ser padres al mismo tiempo

Author: Share:
pareja

Lamentablemente son muchos los casos en donde las parejas se separan luego de tener hijos porque dejan abandonado el lado romántico, porque alguno de los dos o ambos se olvidar de cuidar a la pareja. Lo que no saben y por ello ocurre eso es que en realidad lo primero es ser una buena pareja para ser padres, de esa forma educaran mejor a los niños.

 

Es muy importante que la pareja se cuide, por más que se conviertan en padres. Pues el ser padres es el mejor regalo y se trata de la aventura más hermosa y única que puede llegar a vivir una pareja. Hay que encontrar un equilibrio, hay que ser padres y ser pareja, no es fácil para muchos, pero se puede, solo hay que ver cómo.

 

Cuando comienza a fallar

Si se tiene hijos y la pareja comienza a fallar, comienza a haber problemas lo que hay que hacer es comenzar a buscar soluciones. Hay que tener en cuenta que la familia es un proyecto conjunto y ser padres es una cosa de dos. Si hay problemas no solo afecta a los padres, también puede afectar a los pequeños de forma emocional.

 

Aunque no siempre ocurre esto, hay muchas parejas que luego de ser padres se vuelven más fuertes y pueden ser muy felices con sus hijos. Todo se trata de trabajar en equipo y de ser consciente de muchas cosas.

 

Cómo cuidar la pareja siendo padres

Ser conscientes de las dificultades: Hay ciertas etapas de crianza que son más difíciles que otras como cuando el niño es recién nacido y no se duerme bien. En ese caso no hay que discutir, ni ir en contra del otro, hay que buscar soluciones como el dormir por turnos.

 

Toma de decisiones: El truco para la satisfacción marital radica en cómo gestionan el proceso de la toma de decisiones. Es necesario que la pareja sepa cómo ayudarse, que se tenga respeto mutuo para no romper la relación cuando llega un hijo.

 

No buscar culpables: Siempre tienen que escucharse, no hay que buscar culpables ante los problemas y obviamente ser conscientes de que son un equipo que pueden buscar soluciones a los diferentes problemas que se presentan.

 

Momentos a solas: No pueden faltar, las parejas necesitan intimidad, hay que ser conscientes de que de ello y buscar, aunque sea un ratito todos los días para poder disfrutar de esa intimidad de pareja. Momentos de complicidad, caricias, abrazos, demostraciones de amor. Esto además es bueno porque a los niños les hace bien el ver como sus padres hacen un buen equipo.

 

Cuidar las relaciones sexuales: No puede faltar, muchas veces la falta de las relaciones sexuales puede provocar otros problemas que afecten mucho la pareja. Sin dudas durante los primeros meses de paternidad disminuye la actividad por el cansancio, pero puede mejorar y deben poner de su parte para que no muera.

 

Previous Article

Estimulación sensorial para bebés

Next Article

El método Kassing: Todo lo que necesitas saber

Te podría interesar

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *