Cosas que interfieren con el sueño de los niños

Author: Share:
sueño

Lograr que nuestro pequeño duerma por las noches en muchas ocasiones se vuelve una odisea. Pero no te preocupes porque existen ciertos métodos que si los pones en práctica lograrán que las noches sean más fáciles de llevar.

Los niños se ven afectados por todo lo que ocurre alrededor, es por eso que debemos crear un ambiente bastante tranquilo para que puedan relajarse y de esta forma dormirse rápido.

Aquí te dejo unos cuantos consejos que te serán bastante útil para que tu pequeño se relaje y pueda dormir de noche.

Cosas que evita que los niños duerman por la noche

Acostarse demasiado rápido. A pesar de que tengan mucho sueño puede que les cueste dormir si se van a acostar muy rápido. Lo idea es intentar hacer todo muy calmado y que el pequeño tenga una pequeña rutina antes de ir a la cama.

Una rutina que debe ser muy tranquila para que se calme y pueda acumular un poco más de sueño, relajado va a dormir mucho mejor y sobre todas las cosas más rápido.

Publicidad

Problemas de horario, ninguna clase de rutina. El gran problema es que en muchos hogares los niños se van a dormir a cualquier hora. Puede ser por un descuido de los padres o por temas de tiempo y trabajo.

Pero para que tu pequeño pueda conciliar mejor el sueño es fundamental que tenga una buena rutina y se respete el horario de dormir.

Los niños que se acuestan a diferentes horas tienden a tener más problemas para conciliar el sueño que aquellos que duermen a la misma hora todos los días.

Alimentos y bebidas. La cafeína es un grave problema para quienes quieren dormir temprano. Tengan en cuenta que la gaseosa de cola tiene cafeína, lo cual no ayuda en nada a conciliar el sueño.

Cualquier cosa que tenga cafeína se puede tomar a la mañana y a la tarde temprano, pero nunca unas horas antes de dormir.

Dormir demasiado cerca de dispositivos electrónicos. El niño va a querer jugar, lo va a estar viendo y lo deseará así que no podrá conciliar el sueño rápidamente porque estará deseando jugar o mirar la televisión.

Lo ideal es tenerlos alejados de cualquier clase de dispositivo de esta clase para que no esté “tentado” a querer jugar o ver TV.

También te puede interesar:

Previous Article

Los primeros pasos de independencia: de los 2 a 3 años

Next Article

Las tareas que un buen padre debería cumplir ¡Sí o sí!

Te podría interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *