Qué debo hacer frente a una rabieta violenta?

Author: Share:
rabieta

Cuando un niño tiene una rabieta violenta o agresiva. Significa que el pequeño necesita apoyo y ayuda emocional con carácter urgente. Igualmente debemos aprender a detectar cuando esto ocurre. Porque no es lo mismo que una rabieta cada tanto sea violenta a que todas lo sean.

En caso de que una rabieta cada varios días se vuelva violenta, puede ser que el pequeño esté de muy mal humor por un mal día, etc. No obstante, si las rabietas comienzan a volverse violentas cada vez más seguido, debemos encender las alarmas.

¿Cómo detectar una rabieta violenta?

No es tan complicado, aunque te dejamos unos cuantos tips:

  • La agresión es hacia las personas que los rodean e incluso objetos. Cuando se vuelven agresivos con sus padres, niñeras, hermanos o con objetos variados.
  • Cuando las mismas se vuelven cada vez más frecuentes y sobre todas las cosas cuando duran bastante tiempo (más de 20 minutos).
  • Cuando no tiene la capacidad para controlarse, para calmarse y regular sus emociones.
  • Y sin dudas una de las más graves: cuando se comienza a autolesionar.

Cómo ayudar al pequeño a controlar sus rabietas

Calmado, siempre calmado. Sabemos que lo que te pedimos no es precisamente fácil. Pero recuerda que eres el ejemplo a seguir y si vamos al caso no es precisamente inteligente enfrentar la ira o enojo con más ira o enojo. Los resultados no serían para nada buenos. Debes mantenerte calmado sobre todas las cosas, pero siempre firme. Sin perder autoridad.

Ayúdalo a calmarse. Con frases que sean calmantes para que tu pequeño pueda ir acostumbrándose a dichas frases. Para que poco a poco pueda ir controlando esa ira que siente en su interior.

Hablar de lo que ocurrió. Esto es sumamente importante más que nada para detectar qué fue lo que ocurrió, cuál fue el motivo de esa rabieta. Debemos comprender qué inicio la misma para poder tratarlo de forma adecuada.

Quizás era hambre lo que tenía, se sentía mal, enfermo o cansado. En pocas palabras muchas de esas cosas pueden ocasionar una rabieta violenta. Recuerda que los niños todavía no saben regular y controlar sus emociones por lo que lo expresan de la forma que se les ocurre.

Ayudarlo a controlar sus emociones. No es que sea una tarea del todo sencilla. Pero como padre debes ayudarlo a controlar sus emociones y a contener sus impulsos, es algo fundamental para evitar las rabietas violentas.

Previous Article

Futura mamá: estas películas no puedes perderte

Next Article

10 motivos por los que los niños también deberían hacer Pilates

Te podría interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *