Cuidado con tirar de los brazos de los niños, puede provocarles lesiones

Author: Share:
brazos

Uno de los juegos más habituales que realizamos los padres con nuestros hijos es el tirar de los brazos a los pequeños, esto no solo para jugar al avión o columpiarlos sino también para levantarlos del suelo, del carrito o subirlos a algún lugar.

Obviamente lo que menos queremos es causarles daño a nuestros hijos, pero al tirar de los brazos de esa manera podemos causar una fuerte lesión.

Hay que tener en cuenta que son pequeños, todavía no se han desarrollado bien, sus huesos son fuertes, pero siguen en desarrollo.

Es por ello que los movimientos bruscos y tirones puede llegar a producir una luxación de codo o de hombro, la cual es la lesión más común entre los niños.

Lesión dolorosa y lamentablemente frecuente

Como venía diciendo los pequeños todavía no se han desarrollado bien, por lo tanto, sus articulaciones son bastante delicadas lo que aumentan el riesgo de dislocarse.

Publicidad

Mientras más grandes son los ligamentos se fortalecen y por lo tanto este riesgo disminuye.

Codo de niñera

El codo de niñera es una de las formas de decirle a la luxación de codo, también se la conoce como codo extraído. Se trata de una dislocación de la cabeza del radio, sería el hueso que junto con el cubito forma el antebrazo.

Esta es una lesión bastante dolorosa que impide que el pequeño gire o doble el brazo. Si notas que tu hijo llora y no puede mover su bracito lo que tienes que hacer es llevarlo a urgencias lo antes posible.

Por otro lado, también está la luxación de hombro que es muy frecuente, cuando levantas a tu niño de uno o de ambos brazos lo que ocurre es que con el peso del cuerpo puede provocar que la cabeza del húmero se disloque de la cavidad.

La mejor forma de levantarlos

Lo que recomiendan los médicos y obviamente es lo correcto, es levantar a nuestros hijos cuando queremos jugar con ellos o tan solo levantarlos con suavidad de las axilas. De esa forma evitamos provocarles una lesión grave y dolorosa.

Las probabilidades de que ocurran no son muchas, es la verdad, pero siempre puede pasar.

Como siempre digo lo mejor que podemos hacer es ser precavidos, cuando se trata de la salud de nuestros hijos no se está siendo exagerado, más bien todo lo contrario.

También te puede interesar:

Previous Article

Enfermería en los colegios: No son un lujo, son una necesidad

Next Article

La leche materna es la primera vacuna del bebé y la UNICEF lo asegura

Te podría interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *