Principales diferencias entre un niño hiperactivo y uno nervioso

Author: Share:
hiperactivo

Hay una diferencia entre lo que sería un niño hiperactivo y uno nervioso, es bastante normal que muchos padres se confundan y crean que es lo mismo o simplemente confundan una cosa con la otra.

¿Quieres saber cuáles son las diferencias entre un niño hiperactivo y un niño nervioso? Sigue leyendo que te lo contaremos a continuación.

Diferencias entre niño hiperactivo y uno nervioso

Hay que tener en cuenta que de por si un niño hiperactivo, tiene TDAH, parece de trastorno de origen neurológico el cual no únicamente hace que sean demasiado activos, sino que además genera que tengan problemas de atención, sueño, dificultades en la escuela, etc.

De por si todos los niños tienen energía de sobra, algo que seguramente muchas de nosotras extrañamos y nos vendría muy bien en esta etapa.

Hay que tener en cuenta unas cuantas cosas antes de preocuparse y es que si un niño de alrededor de dos años no para de hablar ni por un segundo, es normal ya que recién está comenzando a aprender a hacerlo, ósea que es algo nuevo para él y quiere experimentarlo.

Publicidad

Sucede lo mismo con los niños de cuatro años cuando corren, saltan, se mueve de un lado para otro porque comienzan a tener el control de su cuerpo de una forma más óptima.

Cuando recién comienzan a caminar es evidente que van a estar de un lado para el otro, intentando tocarlo todo ya que es todo nuevo y quieren investigar, quieren explorar.

Cómo diferenciar entre un niño hiperactivo y uno nervioso?

El que es hiperactivo lo es siempre, el niño que es nervioso evidentemente no. Hay que tener en cuenta que depende de muchos factores, pero el más importante es que sean constante.

Obviamente también dependerá del carácter del pequeño, su temperamento, lo que está viviendo en ese momento, etc.

En muchas ocasiones puede ser que el niño no pare ni un segundo por culpa nuestra y es que muchos padres no son firmes al pedir las cosas, al dar ciertas órdenes o poner límites.

La idea no es que grites, que evidentemente eso no funciona a mediano y largo plazo, sino que pongas límites claros y reglas muy sencillas que debe seguir de una u otra forma.

No hay que quedarse con decir que son hiperactivos y no hace nada al respecto. Además, hay que tener en cuenta que, como dije más arriba, la mayoría de los niños no pueden quedarse quietos ni un segundo.

Además, la única persona que puede decir realmente su tu hijo es hiperactivo es un especialista y esto no se puede saber antes de los siete años aproximadamente.

Previous Article

Ventajas y desventajas de amamantar por más de 2 años

Next Article

Cómo hacer colecho, pero con seguridad: evitando el riesgo de asfixia

Te podría interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *