Meningitis: Conoce los tipos, formas de contagio y las vacunas para evitar esta grave enfermedad

Author: Share:
meningitis

Son muchas las personas que no pueden creer que todavía sigan existiendo y apareciendo casos graves sobre meningitis. Lo cual es entendible, cada día, cada año, se avanza mucho en diferentes ámbitos y en lo que refiere a la salud más que nada.

Creo que uno de los miedos más grandes que tenemos las madres es que nuestros hijos pesquen esta enfermedad.

Me parece que una de las mejores formas de evitar tener ese miedo o por lo menos disminuirlo es informándote sobre el tema.

Yo la verdad es que busqué toda la información posible y es así como aprendí que hay muchos tipos de meningitis, las formas de contagio y las vacunas que existen para poder evitar esta terrible enfermedad.

Se lo que es tener ese miedo y quiero ayudarte, por ello te comentare sobre la meningitis.

Meningitis: poco frecuente, pero muy grave

La meningitis puede llegar a afectar entre 400 y 600 personas cada año, de las cuales un 10% fallece y un 30% sufre de secuelas permanentes como amputaciones, parálisis, deficiencias intelectuales o de comunicación, sordera, ceguera y otros más.

Pero ¿Qué es la meningitis? Es una infección provocada por el meningococo, la cual es una batería que vive en la nariz y en la garganta de las personas sanas.

Cuando aparece, cuando la bacteria ataca por decirlo alguna forma a las meninges y estas se inflaman. Las mismas son las membranas que cubren todo el sistema nervioso central y del líquido cefalorraquídeo que contienen.

Tipos de meningitis

Existen 12 serogrupos diferentes de meningococo, pero son unos pocos los que provocan meningitis. De cualquier forma, siempre están los casos raros en donde aparecen los pocos frecuentes.

Los más frecuentes son los de los serogrupos B, el W y el Y. Antes el serogrupo C era frecuente, pero lo está dejando de ser y eso es gracias a la vacuna gratuita que se ha incluido en el calendario.

Síntomas

La enfermedad en el 99% de los casos ataca a niños y adolescentes sanos, que no han sufrido enfermedades previas.

Que quede claro, la enfermedad puede aparecer a cualquier edad, sin embargo, los niños menores de 4 años y los adolescentes de 15 a 18 años son los más afectados por la bacteria. Los síntomas pueden ser variados:

  • Fiebre
  • Dolor de cabeza
  • Rigidez en el cuello
  • Náuseas
  • Vómitos intensos
  • Dificultad para tolerar la luz
  • Confusión
  • Exceso de sueño
  • Manchas de color rojo violáceas (en minutos pasan ser hematomas)

Contagio y prevención

Se transmite por vía respiratoria, mediante las gotitas que se expulsan al toser o estornudar. Es por ese motivo que la transmisión es muy común en los colegios y familias.  

Lo que facilita la infección es la exposición al humo del tabaco y también el haber sufrido alguna enfermedad hace poco tiempo o el intercambio de saliva.

Ahora, la mejor prevención son las vacunas ya que pueden llegar a inmunizar a prácticamente toda la población.

El único problema aquí son los que no están de acuerdo con las vacunas, pero eso es otro tema aparte. Los tipos de vacunas son tres:

Vacuna frente al meningococo (C MenC): La cual está incluida en el calendario oficial de vacunación y se administra en tres dosis, a los 4 meses, a los 12 meses y a los 12 años.

Vacuna tetravalente (MenACWY): Esta protege a los serogrupos A, C, W e Y; esta se puede comparar bajo prescripción media en cualquier farmacia.

Vacuna frente al meningococo B (Bexsero): Se recomienda a partir de los dos meses de vida, lo cierto es que no está incluida en el calendario vacunal, pero se puede comprar en las farmacias bajo prescripción médica.

También te puede interesar:

Previous Article

Cómo hacer colecho, pero con seguridad: evitando el riesgo de asfixia

Next Article

Tener hermanos ayuda a desarrollar la empatía desde pequeños

Te podría interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *