Consejos para recuperarse en el postparto

Author: Share:
postparto

Si bien la prioridad de toda madre es el bienestar de su bebé, no debes olvidarte de tu propia recuperación.

Todas las madres solemos cometer el mismo error: sentir que pasamos a segundo plano cuando nace nuestro bebé, considerando que lo más importante es él. Y, es verdad, en nuestra vida lo primordial es que nuestro hijo este bien, pero, nosotras no nos podemos descuidar.

Si bien es cierto, nuestros cuidados y atenciones están puestos en nuestro bebé, necesitamos estar en perfectas condiciones para cuidar adecuadamente de él.

Si estamos cansadas, con dolores y fatigadas, esto repercutirá en la relación con nuestro pequeño. Por lo tanto, cuanto antes nos recuperemos, mejor será para ambos.

Junto con el descanso adecuado, la alimentación es básica en una recuperación eficaz. Hay que vigilar la dieta y optar por alimentos sanos y cocinados de forma sencilla. Tomar mucha agua, es también clave a la hora de mantenernos en condiciones óptimas.

Pero, más allá de eso, asiste a tus controles con la matrona. En el primero de ellos, idealmente a la semana de haber dado a luz, revisarán la herida de la episiotomía si es que te la realizaron, o de la cesárea si tu parto fue de esta forma, y se detendrán en el estado de tus mamas. 

Por esto último, es que resulta importante que a ese primer control asistas con tu bebé, de esta manera la matrona verá si es que el pequeño toma bien el pecho.

Además, está comprobado que la lactancia no evita el embarazo, por lo que te aconsejarán sobre los distintos métodos anticonceptivos, entre ellos, algunos orales compatibles con la lactancia.

En las primeras semanas, la mamá necesita que la releven de toda otra responsabilidad que no sea la de alimentar al bebé, y de cuidarse ella misma. En este punto la familia es fundamental, y el apoyo imprescindible.

Cuídate, ahora tienes un motivo para estar perfecta. Si tú estás bien, tu bebé también lo estará.

Previous Article

Descubre qué ejercicios hacer durante el embarazo

Next Article

Estimulando el tacto del bebé

Te podría interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *