16 semanas de embarazo

Author: Share:
semanas de embarazo

Evolución de tu embarazo semana a semana y desarrollo del bebé.

Es probable que las primeras semanas de embarazo sientas la necesidad de tener todo bajo control, pero al ver que estás en la semana 16, te das cuenta que existen ciertas situaciones que se escapan de tus manos.

En esta semana comenzarás a cuestionarte de qué manera afrontarás mejor la maternidad y crianza de tu bebé. Pero ¡tranquila! No debes obsesionarte. Todo a su tiempo que no dudamos que te convertirás en la mejor mamá.

¿Qué cambios se esperan para esta semana?

Es increíble analizar como tu útero ya alcanzado un tamaño considerable y es completamente normal que debido a su crecimiento la circulación de la sangre sea dificultosa, comprimiendo algunos vasos sanguíneos.

Debido a esto, es que algunas mujeres sienten cansancio e hinchazón en sus piernas y pies. Igualmente, por el estiramiento de la piel, pueden aparecer estrías en el abdomen, mamas, caderas y muslos. Hidrata tu piel diariamente para combatir la aparición de las estrías.

Tu cuerpo seguirá experimentando cambios en la semana 16, incluyendo tu genital externo. Tu vagina tendrá más elasticidad y puede que exista mayor flujo, blanco y espeso.

Debes tener ojo con estos cambios, puesto que estas proclive a desarrollar infecciones vaginales por cándidas. En la vulva se puede producir inflamación y aumento de la pigmentación, pasando de un color rosáceo a azulado.

Quizás notes un aumento de la salivación, que es consecuencia del incremento de lo niveles de estrógeno. Si te complica este síntoma puedes comentarlo con tu ginecólogo para tratarlo.

Sabías qué este segundo trimestre suele ser la época en que las mamás se sienten más hermosas e irresistibles.

Esto ocurre porque aumenta el flujo de sangre hacia la piel, las embarazadas parecen estar más deslumbrantes que nunca. La piel y tu cabello brillan más, es por esto que muchos notarán que estás más guapa y el embarazo te sienta bien.

¡Qué emoción! Faltan muy poquitas semanas para que sientas cómo se mueve tu bebé. Dentro de poco podrás notar y sentir esas maravillosas pataditas. Algunas mujeres sienten los primeros golpecitos cerca de la semana 16, mientras que las primerizas los notan cerca de la semana 20.

¿Cómo me cuido?

A partir de la semana 16 tus emociones están más controladas. Te sentirás animada, con menos molestias y más entusiasmo.

De seguro en esta semana tendrás la segunda visita con tu ginecólogo, donde te pesará y medirá la presión arterial. Si tienes dudas, preocupaciones y miedos, este es un buen momento para compartirlos con tu ginecólogo.

Durante el embarazo es fundamental que cuides tu dentadura. Las caries y la sepsis bucal son muy frecuentes en este periodo, puesto que  el déficit de vitaminas conlleva a una retención más de alimentos entre los dientes. Para evitar esta situación, debes mantener diariamente una buena higiene bucal.

Con respecto a la alimentación, te recalcamos nuevamente que es de suma importancia que adquieras hábitos de alimentación saludable. Especialmente en la semana 16 puesto que tu bebé desarrolla las extremidades de su cuerpo.

El papel del calcio es primordial, ya que ayudará a la formación de huesos, dientes y además  de proveerte las vitaminas que tu cuerpo necesita.

Consumir hierro también es importante y debes agregarlo en tu alimentación. En caso que tu doctor no te haya recetado suplementos vitamínicos, asegúrate de comer legumbres, carnes y frutos secos.

¿Cómo evoluciona mi bebé?

Tu bebé mide entre 12,5 y 14 centímetros. Y pesa cerca de 150 gramos. A partir de esta semana ocurren dos situaciones importantes: Tu bebé comienza a escucharte y podrás conocer si es niño o niña.

Es increíble ver cómo semana a semana tu bebé se desarrolla, y poco a poco se va pareciendo más a un bebé. En las próximas semanas tanto su altura como su peso se duplicarán.

En este periodo del embarazo, empiezan a formarse sus brazos y pies. Las piernas son más largas que los brazos y empiezan a crecer las uñas, tanto de las manos como la de los pies.

Su cerebro aún está en desarrollo , así como su sistema nervioso central. Tu bebé ya tiene la cabeza recta. Sus párpados aún están cerrados y su corazoncito bombea cerca de 23 litros de sangre al día.

Tu hijo desarrolla el reflejo de la presión, por lo ya puede empuñar firmemente sus manitos, y podrá tocar su rostro, pies, manos y cordón umbilical.

Tips para este periodo:

Te aconsejamos tener muchísimo  cuidado con las infusiones de hierbas que consumes. Hay algunas que pueden ser peligrosas para la salud de tu. De hecho pueden provocar abortos espontáneos. Si decides tomar agüita de hierba, lo mejor es consultarlo con tu doctor.

Previous Article

7 Pruebas de que eres una gran madre

Next Article

Los cólicos de mi bebé

Te podría interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *