Embarazo

13 semanas de embarazo. Lo que puedes esperar

13 semanas

Evolución de tu embarazo semana a semana y desarrollo del bebé.

¡¡Felicidades!! Ha comenzado tu segundo trimestre de embarazo. Para la mayoría de la embarazadas este periodo es una de las mejores etapas, debido a que han disminuido las molestias iniciales y ya se sienten con más energía. El crecimiento de tu abdomen será evidente para las personas que te rodean, pero tu pequeño, aún no ha crecido lo suficiente como para provocarte incomodidades.

¿Qué cambios se esperan para esta semana?

Deberías sentirte muy contenta al llegar a las 13 semanas por 2 razones: la primera es que el riesgo de aborto espontáneo ha disminuido considerablemente y por último los síntomas tan desagradables como náuseas y vómitos han desaparecido.

Tanto tu cuerpo como tu mente han sufrido cambios importantes. Existen algunos que pueden afectar tu salud bucal. Por lo tanto es recomendable visitar al dentista desde un principio del embarazo, y además mantener con mayor rigurosidad tus hábitos de higiene bucal, tales como: cepillarte después de cada comida, utilizar hilo dental para retirar los restos de alimentos entre los dientes y por último realizar enjuagues bucales con antiséptico.

Es posible que experimentes una serie de cambios como por ejemplo: sangramiento de las encías, debido al aumento del flujo de sangre, si sufres vómitos o náuseas, estos pueden provocar mal aliento y dañar el esmalte de tus dientes. Por último es posible que notes que produces más saliva, lo que favorece la aparición de caries.

A las 13 semanas tu cuerpo comenzará a cambiar. Ya se notará que existe un bebé irradiando vida desde tu vientre, puesto que tu cintura se ensanchará. Secreciones como flujo vaginal, saliva y sudor son cada vez más abundantes.

Puede que tu sentido del olfato se agudice, percibiendo olores fuertes que pueden desencadenar náuseas o vómitos.

La verdad es que faltan meses para que tu bebé nazca, pero la madre naturaleza hace cambios increíbles en tu cuerpo. Tus mamas ya han comenzado a fabricar calostro.

Este será el alimento más nutritivo que tu bebé recibirá una vez que lo tengas en tus brazos. Este fluido está lleno de nutrientes, por lo tanto ofrécele tu pecho desde un primer momento, aunque sientas que no sale. A medida que tu bebé succione, este fluido aumentará.

Puede que esta semana sientas ardor estomacal y acidez. Los alimentos que ingieres y los jugos gástricos vuelven hacia el esófago produciendo sensación de quemazón y muchas veces hasta el fastidioso reflujo. Pero no te preocupes, son síntomas propios de este periodo.

¿Cómo me cuido al llegar a las 13 semanas?

Es importante que desde está semana evites la exposición a ciertos productos químicos que podrían afectar el desarrollo del bebé. Tienes que evitar exponerte a insecticidas o productos de jardinería peligrosos.

También es importante que no estés cerca de zonas con radiación, en caso que debas realizarte una radiografía, coméntale al doctor en qué semana de embarazo te encuentras.

En caso que desees preparar la habitación de tu bebé, decorarla y pintarla tú misma,  debes ser precavida y no exponerte tanto a las pinturas, ya que puede ser muy tóxico. Te ayudamos con una lista de Cosas que no tienen que faltar en la habitación del bebé

Te recomendamos inspeccionar el tipo de tintura que utilices y reducir el tiempo de exposición. Lo ideal sería obtener la ayuda de algún familiar u amigo para este tipo de remodelaciones.

Si te das cuenta y visualizas los folleto de medicamentos que tomabas antes del embarazo, en la mayoría de ellos hay una contraindicación tanto para mujeres embarazadas y en lactancia. Es por esto que debes consultar siempre con tu doctor qué fármacos son seguros en esta etapa y así jamás automedicarte.

Como venimos recalcando en semanas anteriores, una alimentación sana es fundamental para la evolución perfecta de tu embarazo.   Suele existir una creencia errónea sobre la alimentación y es que una madre embarazada debe comer por dos.

Debes tener claro que los abusos alimentarios son malos, es por esto que lo mejor es comentarlo con tu doctor y ver la posibilidad de acudir a un nutricionista que te ayude a llevar una dieta balanceada.

¿Cómo evoluciona mi bebé?

Tu bebé sigue avanzando en su desarrollo. Estás a un paso de iniciar tu segundo trimestre y este maravilloso angelito ya mide entre 9 y 10 centímetros, y pesa cerca de 50 gramos aproximadamente a las 13 semanas.

Su rostro cada día se parece más a la de un bebé humano, sus ojitos antes separados, hoy se acercan a su posición final. Sus párpados ya están formados, pero cerrados y sus orejas ya están en su lugar.

Su cabeza sigue siendo grande, pero cada semana se equilibra más el tamaño relativo en comparación al resto del cuerpo.

Sus órganos están desarrollados y aumentan de tamaño cada semana. La pared abdominal se ha formado y se puede apreciar su ombligo, lugar por donde pasa el cordón umbilical, conectándolo contigo. A través de la placenta recibe todos los nutrientes que tu ingieres y también el oxígeno.

Los genitales ya están desarrollados y son visibles, aunque habría que esperar un par de semanas hasta que sea vea más grande y poder distinguir a través de una ecografía el sexo del bebé.

Tips para este periodo:

Una vez que den a conocer de tu embarazo a familiares y amigos, estos suelen contarte sus propias experiencias y darte los primeros consejos en cuanto a cuidados durante el periodo de gestación y crianza del bebé.

En algunos casos estos suelen ser erróneos y contribuyen a aumentar tus miedos y dudas. Lo mejor de todo es que cada embarazo es un mundo, cada parto es distinto y cada niño es completamente diferente.

No tomes los bienintencionados consejos de otros para aplicarlos en tu embarazo. Lo mejor siempre será conversar con tu ginecólogo o matrona.

Comment here