Maternidad

4 mujeres latinas exitosas que decidieron no ser madres

La maternidad es una labor que implica una gran responsabilidad para toda la vida y no todas las mujeres quieren asumirlas. Para aquellas que sienten que ser madre no es lo suyo, muchas veces deben aprender a lidiar con las críticas y los juzgamientos de los demás por no querer tener hijos.

En Latinoamérica, por ejemplo, se aprecia mucho la cultura de la maternidad y de las tradiciones familiares. Es por ello que, para las mujeres sudamericanas decidir no ser madre viene acompañado de muchas criticas por parte de sus familiares, amigos y su entorno cercano.

No obstante, la maternidad es una decisión puramente personal y de la que no deberíamos opinar. Pues, al final del día, quien deberá hacerse cargo de todas las responsabilidades y del cuidado de un niño serán ellas y nadie más. Solo ellas saben verdaderamente si están preparadas para afrontar todos los desafíos de tener un hijo o no, y si quieren hacerlo.

Pocas veces dentro de la cultura latinoamericana se habla al respecto sobre optar no ser madre. No obstante, estas cuatro mujeres exitosas decidieron abrirse y contar sus propias experiencias públicamente.

Yamily Habid

Yamily trabaja como directora editorial e insiste en que la maternidad es una decisión personal muy distinta para cada persona. Para ella, ser madre fue algo que jamás estuvo en sus planes y está feliz con ello.

“No fue una decisión consciente, solo fue un proceso natural. Mientras que muchas mujeres de mi generación tenían vidas como madres planeadas desde muy pequeñas, yo pensaba en otras cosas, como tener una granja para tener animales adoptados.”

Diandra Mezta

Diandra es una estudiante de posgrado que compartió una lista de las razones por las que ha elegido no ser madre en sus redes sociales. El primero y el más importantes es que no tenía ningún deseo de tener un hijo. Si bien hay veces en las que se imagina cómo sería ser madre, aseguró que está feliz con su decisión.

Luego explicó: “Me molestas las implicaciones éticas de tener un hijo en un mundo que está siendo visiblemente afectado por el cambio climático. Además, no quiero dejar de lado la libertad que tengo de vivir bajo mis propios términos.”

Yvette González

Yvette es una profesional que se dedica a recursos humanos. La joven destaca la importancia de ponerse a uno mismo como prioridad, en especial aquellas personas que lidian con problemas de salud mental o traumas.

“Desde pequeña la maternidad me pareció más una carga que una alegría. Toda mi vida he tomado un rol de cuidadora, desde muy joven. A pesar de que mi decisión está basada en traumas de la infancia y dificultades con mi salud mental, estoy feliz de que la decisión sea mía.”

Felicia Lozada

Felicia trabaja como asistente ejecutiva y, a pesar de tener un empleo exitoso y una vida acomodada, su decisión de no ser madre fue afectada por trauma y miedo. Según explicó, su madre fue mamá soltera a los 21 años y tomaba malas decisiones.

Esto hizo que vivieran en una situación económica escasa, por lo que tuvo que hacerse cargo de su familia tanto emocional como financieramente desde muy pequeña. Ahora que se ha independizado, quiere tener la libertad de disfrutar su tiempo libre para ella en lugar de tener que hacerse cargo de una familia completa.

Sin lugar a dudas estas cuatro mujeres han llegado a romper con los estereotipos y desafiar algunas percepciones de la maternidad en Latinoamérica. Lo más probable es que cada vez sea más frecuente escuchar hablar de ello y que se genere un debate entre las distintas generaciones.

Comment here