Consejos

5 frases que JAMÁS deberías decirle a tu hijo

frases

Existen ciertas cosas que uno jamás debería decirle a los niños. Es normal que en algunas ocasiones sumado al cansancio y estrés de la vida moderna la paciencia no nos acompañe.

 

Pero es fundamental también frenar un poco a pensar en lo que vamos a decir y darse cuenta que, en los niños, nuestras palabras y acciones pueden tener consecuencias a largo plazo y dependiendo de nosotros. Pueden ser buenas o malas.

 

Frases que nunca deberías decirle a tu hijo

Tu miedo es tonto. Es muy probable que el motivo por el cual tu hijo tiene miedo sea realmente una tontería. Pero no hace falta que se lo digas ni tampoco que se lo des a entender.

Recuerda que él es pequeño, está aprendiendo y conociendo todo lo que lo rodea. A diferencia de ti que ya eres una persona grande y madura.

 

No tengas miedo. Tu hijo no va a sentirse seguro porque le digas esto, no aporta absolutamente nada. Lo importante cuando tiene miedo es que te encargues de quedarte a su lado e incluso puedes intentar explicarle de forma sencilla porque ocurre tal cosa que le genera miedo.

Por ejemplo: si escucha un ruido raro afuera, puedes explicarle que quizás fue el golpe de una madera contra el techo, etc.

 

Ninguna frase de ridiculice o humille. Ya sea que te rías o que digas cosas como ¿Eres un cobarde?”. Cualquier cosa de esas lo único que logrará es que te alejes sentimentalmente de tu hijo.

Recuerda que cuando tiene miedo a la primera que llama es a mamá o papá. Son sus protectores y él confié en cualquiera de los dos más que en nadie en el mundo.

Evidentemente si lo ridiculizas lo único que vas a lograr es que no confié más en ti.

 

Cierra tus ojos y duérmete de una vez. Decirle eso a un niño, irse y dejarlo solo es una de las peores cosas que puedes hacer. Es importante dejar que los pequeños enfrenten sus miedos, pero sus responsables deben estar presentes cuando sea posible e intentar ayudar siempre que se pueda para que sea más sencillo hacerlo, recuerda que es solo un niño.

 

Si sigues así me voy a enojar. Para que tu hijo tenga valor suficiente para enfrentarse a sus miedos es necesario que lo ayudes. No que sumes otro miedo más: el miedo a ti. ¿Existe algo más feo que tu propio hijo te tenga miedo? Deberías reconsiderar tu accionar si alguna vez le dijiste esta frase a tu hijo.

Comment here