Uncategorized

7 cosas que producen dolores de espalda en el embarazo

espalda

Tan importante como prevenir los dolores de espalda durante el embarazo, es conocer qué los causa.

Si  la espera de tu bebé ha traído consigo además de felicidad, un fuerte dolor ciático, de cintura, en la parte posterior de la pelvis o los glúteos, podemos decirte al respecto que es muy frecuente que ocurra.

Pero ¿Qué factores hacen que se produzcan estos dolores de espalda? Te los explicamos a continuación:

1.Aumento de peso: Como todo el peso se localiza en el vientre, nuestra espalda es la que debe resistir con firmeza. Si nos pasamos de la cuenta, y acumulamos un sobrepeso mayor, la presión es aún más alta. Por esta razón, lo ideal es que no subas de peso más que lo recomendado por el médico, siguiendo una dieta adecuada.

 

2. Sedentarismo: El sedentarismo genera una pérdida de fuerza y masa muscular, lo que obligará a tu espalda a hacer más fuerza de la que pueda soportar. Empezar un embarazo con un buen estado físico es fundamental para tu salud. El ejercicio mejora la flexibilidad, la coordinación, y ayudará a que mantengas el equilibrio pese al tamaño de tu guatita.

 

 

3. Falta de firmeza en la musculatura abdominal: Cuando se tiene equilibrada la tensión muscular abdominal y de la espalda, conseguirás que aguante mejor el peso de tu guatita, y de tus pechos, que recuerda también crecerán.

 

4.- Esfuerzo físico: A medida que el embarazo avanza, nuestra movilidad se empieza a reducir. Evita esforzarte más de la cuenta, recuerda que las condiciones ya no son las mismas, y cosas tan simples como correr, saltar, o agacharte, requieren una fuerza mayor. A medida que tu guatita crezca, sólo procura caminar para ayudar a tu circulación.

 

5. Falta de firmeza en los glúteos: Así como ocurre con la firmeza del abdomen y los músculos de la espalda, tus glúteos también ejercerán una influencia importante en la estabilización de la pelvis, y en el apoyo a la zona lumbar.

 

6. Una mala postura: Evita quedarte mucho tiempo sentada, sin levantarte entre horas. La postura debe ser vigilada incluso durante las horas de sueño y de descanso. Intenta dormir de lado.

 

7. El trabajo de parto: El momento del parto supone un esfuerzo muscular importante. La pelvis se dilatará para permitir la salida de tu bebé, y es muy normal que los huesos que forman el pubis, se separen. Esa circunstancia puede afectar a la columna vertebral, y provocar dolores musculares en la zona lumbar y en los glúteos.

 

Comment here