Uncategorized

9 imágenes que demuestran cómo era la paternidad a la antigua

Desde siempre, ser padre ha sido un reto sumamente difícil, pues los niños no vienen con un “manual de instrucciones”. Cuando empiezas a criarlos comienzas a preguntarte cómo fue que lo hicieron tus padres contigo y te vales de ello para seguir su ejemplo o bien, hacer todo lo contrario.

Pero no solo recuerdas con melancolía cuando recuerdas cómo te criaron tus padres. También sueltas lágrimas de agradecimiento cuando lo comparas lo que se acostumbraba en tus tiempos y lo que ahora es impensable.

Por ejemplo, antes el cinturón de seguridad para viajar en un automóvil era una excentricidad y si te salías del auto en una glorieta tu madre regresaba a recogerte. Ahora, no puedes ni siquiera imaginar subir a un niño a un vehículo sin los elementos de seguridad correspondientes, como las sillas para bebés o niños y los cinturones de seguridad.

Antes, los golpes eran la mejor forma de disuadir una mala conducta de un niño. Mientras tanto, en la actualidad hay cientos de estudios y trabajos pedagógicos que demuestran que es una de las peores maneras de criar a tus hijos.

Jugar con la pólvora y los fuegos artificiales era casi una obligación que tenía todo niño pequeño. Incluso, nuestros padres nos incentivaban a hacerlo cuando llegaban las fiestas. En la actualidad, en muchos países están prohibidos y la mayoría de los padres no permiten que sus retoños se acerquen al fuego.

A continuación, hemos preparado una selección de imágenes que nos recuerdan cómo era la paternidad a la antigua en los años 70 y 80.

Antes, si querías salir de tu corralito o trepar por la casa siendo tan solo un bebé, estaba bien.

A la hora de dormir, podías poner en tu cuna todos los juguetes inflamables que quisieras

Ni los niños ni los adultos usaban cascos para sus bicicletas.

Incluso, podías arrastrar a tus hermanos pequeños en su carriola por todos lados

Al parecer, las bengalas parecían inofensivas y completamente aptas para los niños pequeños

Tampoco necesitaban cinturones de seguridad para viajar en automóvil

De hecho, si no querías, no tenías por qué ir sentado en tu silla

En los 70, los padres no parecían preocuparse demasiado por sus hijos, pues en aquel entonces, las almohadas te daban el biberón.

Y cuando ya no había leche, tus padres te dejaban jugar con Coca Cola

Comment here