Maternidad

A los 63 años asegura que se siente feliz de no ser madre: “Doy gracias a Dios por no tenerlos”

63 años

Nunca quiso ser madre y a sus 63 años asegura que no se arrepiente. Para María Elvira Meirelles es una famosísima actriz brasilera. Obtuvo su primer papel en la televisión en 1988 y desde entonces se ha ganado el corazón de varios.

A pesar de no tener hijos biológicos, asegura que se siente realizada como tía, abuela y como madrastra de los hijos de su esposo.

“Siempre fui la buena madre, la amiga que todos querían tener.”

En 1991, Totia Meirelles se casó con el doctor Jaime Rabacov. A pesar de que muchas parejas se animan a dar el sí en el altar para consolidar su amor y formar una familia, este no fue el caso. La relación entre ella y su esposo nunca fue igual a la de los demás.

De hecho, viven en casas separadas y mantienen una relación a distancia entre semana. Solo los fines de semana se visitan. Durante casi 20 años, el acuerdo funcionó a la perfección.

Totia Meirelles vive en su departamento al sur de Rio de Janeiro y Jaime Rabacov en la localidad de Miguel Pereira, a dos horas de la capital brasilera. En una entrevista con la revista Quem, la actriz aseguró: “No hay exigencias entre nosotros, creo que esto es madurez para los dos. Nunca peleamos, uno respeta al otro.”

Al principio de la relación, la pareja vivía junta en una finca en Miguel Pereira. Sin embargo, luego de un robo quisieron mudarse de ciudad, pero ella no podía por cuestiones laborales.

Fue allí cuando decidieron vivir en casas separadas.

“Tuvimos un robo en nuestra casa, nos despertamos con una pistola en la cabeza… Estaba un poco traumatizado y dijo que se iba a mudar a Miguel Pereira. Dije que no podía, está a 1 hora y 40 minutos de Río, estaba trabajando. Pero era el sueño de su vida y lo di todo. De ninguna manera pensamos en separarnos. Él vive allí y los fines de semana yo voy o él viene. Ha sido así durante 19 años, y todo sale bien.”

Luego de casi 30 años juntos, muchos han cuestionado a la pareja por no tener hijos. No obstante, ambos permanecen firmes en su postura y Totia fue la primera en hablar sobre le tema.

“Doy gracias a Dios por no tenerlos. Los hijos son para cuando se es joven. Un hijo no es algo que al final del día lo apagas y lo cuelgas en el armario.”

Desde joven, Toita siempre supo que no quería ser madre y con el paso de los años, su postura era cada vez más sólida. Cuando tenía 36 años intentó quedar embarazada a través de un proceso de fertilización asistida, pero no lo consiguió. Fue ahí cuando le cerró las puertas a la maternidad para siempre.

Hoy a sus 63 años se siente una mujer realizada y a pesar de no haber tenido hijos biológicos, siempre estuvo dispuesta a demostrar el amor que siente por los miembros de su familia. Por su parte, su esposo, comparte y respeta su decisión.

Comment here