Uncategorized

¿A quién se parecerá mi bebé?

bebé

Cómo será mi bebé cuando nazca.

 

Cuando nos enteramos que estamos esperando un bebé, nuestra cabeza se llena de especulaciones sobre cómo será: ¿Tendrá la sonrisa del papá? ¿Los ojos de la abuelita? O, tal vez ¿su cabello será como el de la mamá?

 

Existe una gran curiosidad por parte de todos por saber a quién se parecerá el bebé. Pero, la duda se mantendrá, e incluso habrá que esperar unas semanas después que nazca, ya que los bebés cambian mucho durante los primeros días.

 

En realidad, es el ADN quien definirá todo esto. Durante la fecundación los 23 cromosomas del óvulo de la mamá, se unen a los 23 cromosomas del espermatozoide del papá. Esta fusión produce una combinación única e irrepetible de 46 cromosomas. Ninguna otra persona en el mundo, ni siquiera un familiar, tendrá un ADN igual, excepto los gemelos idénticos.

 

Pero entonces, si el bebé tiene la misma cantidad de genes heredados de la mamá, y del papá, ¿Cómo es que se pueda parecer más a uno que a otro? En palabras simples, ocurre porque algunos genes tienen más fuerza que otros, “ganando la batalla”. A estos genes se les llama “dominantes”.

 

Un ejemplo, es lo que sucede en el caso de la piel morena, que es dominante frente a la clara. En el caso de los ojos, los ojos marrones tienen un carácter dominante, y los azules o verdes recesivos. Es decir, si un progenitor tiene los ojos claros y otro oscuros, existen más probabilidades de que el bebé los tenga oscuros.

 

En caso de que ambos tengan los ojos marrones, el bebé los tendrá de ese mismo color, aunque puede haber sorpresas si algún antepasado hubiese tenido los ojos claros, porque eso también sucede. Lo mismo que, en ocasiones, pueden salir hijos con ojos color café, teniendo ambos padres los ojos claros.

 

En cuanto a la altura del bebé, la genética tiene mucho que decir. Si los padres son altos, es posible que el bebé también lo sea, de la misma manera si son bajitos. Sin embargo, la genética por sí sola no definirá la altura del niño o la niña, pues también intervienen otros factores, habiendo casos de hijos altos con padres bajitos, y viceversa.

 

Como sea, si estás embarazada, simplemente espera a ver qué sorpresa te trae la naturaleza.

 

Comment here