Uncategorized

Abuelito de 91 años se divorcia y confiesa ser homosexual: “Me vi obligado a ocultarlo toda mi vida”

Como todos sabemos “para el amor no hay edad” y en ocasiones llega de la manera más inesperada. Cuando menos lo esperas, el amor de tu vida está golpeando tu puerta, en las condiciones más insólitas de todas.

Nadie debería irse de este mundo sin antes haber conocido el amor puro, sincero e incondicional. Lamentablemente, en pleno siglo XXI se conocen historias como la de este abuelito que nos hacen preguntarnos qué es lo que estamos haciendo mal como sociedad.

Se trata de Kenneth Felts, un hombre oriundo de Colorado, Estados Unidos que paso gran parte de su vida en soledad por miedo a expresar sus sentimientos frente a una sociedad tan cerrada. Al igual que este abuelito, aún hay miles de personas alrededor del mundo que se siguen callando y minimizando sus sentimientos por el simple hecho de ser diferente.

Vivir en un entorno conservador es muy difícil para aquellas personas que sienten de manera diferente al resto. Este hombre ha pasado toda su vida permaneciendo en las sombras por sentir que estaba atrapado en el cuerpo equivocado.

A sus 91 años, decidió compartir su historia con el resto del mundo con el objetivo de crear algo de conciencia en los demás. En pleno 2022, los derechos de las personas de la comunidad LGTBIQ+ aún no son tomados en cuenta, por lo que tuvo que ocultar que en realidad se sentía atraído por otros hombres para evitar sentir el rechazo de su entorno.

“Tenía que guardar este secreto y honestamente pensaba llevármelo a la tumba. Sabía que nadie iba a entenderme y que esto me costaría mucho más, ya que perdería a mi familia, amigos, trabajo y todo aquello que conocía, todos iban a cerrarme las puertas porque me considerarían un pervertido”.

A pesar de todo, Kenneth siempre tuvo en claro cuál era su orientación sexual. Según relata, desde los 12 años supo que se sentía atraído por los hombres. Sin embargo, creció en una comunidad muy religiosa, por lo que tuvo que mantenerlo en secreto.

“Desde que tenía 12 años supe que me gustaban los hombres pero en mi hogar eran muy religiosos y por ese motivo me vi obligado a ocultarlo, pensé que tenía un problema y que todo se solucionaría a medida que transcurrieran los años”.

Kenneth creció y cunado se convirtió en un adulto decidió irse de su casa y entrar en la marina. Allí conoció a un hombre llamado Phillip que sorprendentemente tenía los mismos gustos que él. Con el paso del tiempo comenzaron a sentirse atraídos el uno por el otro e iniciaron una relación.

“Fuimos novios durante muchos años, él fue mi apoyo y mi amigo incondicional, nuestro amor fue único y especial pero la sociedad fue mucho más fuerte y Phillip decidió alejarse de mí y formar su propia familia como un hombre normal”.

Este abuelito no tuvo más remedio que salir adelante y formar su propia familia. Intentó “parecer un hombre normal” así que se casó y tuvo una hija llamada Rebecca. No obstante, nunca se sintió atraído por su esposa, por lo que a los pocos años del nacimiento de su pequeña se divorció.

“Pensé que iba a morirme tras haberme diagnosticado cáncer y fue por eso que tome la decisión de contarle la verdad a mi hija, le dije que yo nunca quise dejar a Phillip, que él era mi verdadero amor y que los años en que estuvimos juntos fueron los más felices de mi vida”.

Al enterarse de todo esto, Rebecca decidió apoyarlo y ayudarlo a darse a conocer en sus redes sociales. Para sorpresa de todos, Kennet comenzó a recibir muchísimas solicitudes de amistad hasta que conoció a John Hau, con quien ha formado una hermosa pareja.

El hombre asegura que luego de haberse sincerado por completo con su hija por fin se sintió libre. Su historia fue una fuente de inspiración para muchas otras personas que estaban en su misma situación y se han animado a salir de las sombras mostrando su “verdadero yo”.

Comment here