Uncategorized

Abuelito trabaja 84 años en la misma empresa y rompe el récord Guinness

misma empresa

Cuando encuentras el trabajo de tus sueños, nunca es realmente un trabajo, sino una pasión que ejerces feliz todos los días. El mejor ejemplo de ello es Walter Orthmann, un hombre oriundo de Santa Catarina, Brasil que lleva más de 80 años trabajando en la misma empresa y ya batió récords.

Walter Orthmann comenzó a trabajar cuando era solo un adolescente de 15 años en una empresa textil alemana llamada Renaux S.A., el 17 de enero de 1938. Su primer puesto fue en el Departamento de Envíos como “el muchacho de la mensajería”, pero este fue solo el inicio de una larga historia.

Aunque para muchos este puesto quizás era algo común o insignificante, siempre le puso mucha pasión y compromiso a cada tarea que realizaba. Esto lo llevó a cambiar de puesto a lo largo de los años y a crecer profesionalmente.

Con el paso del tiempo, paso de ser mensajero a asistente administrativo y finalmente, en la década de los 50m ascendió a gerente de ventas. Todas sus actividades las desarrollaba con mucho entusiasmo y demostraba sus ganas de aprender y trabajar para la empresa, quien hoy cambió su nombre a RenauxView.

Como el nuevo gerente de ventas, Orthmann comenzó a viajar por todo el mundo, haciendo negocios, conociendo otras culturas y personas asombrosas. Es evidente que amaba su trabajo, pues a pesar de haber llegado a la edad de su jubilación siguió ejerciendo su profesión.

De acuerdo con los datos de Guinness World Records, Orthmann lleva más de 80 años trabajando. El 6 de enero del 2022, el día que recibió su certificación, se comprobó que fueron 84 años y 9 días en la misma empresa. Ahora puede lucir orgulloso el Récord Mundial Guinness por la carrera más larga en la misma empresa.

Aún continúa trabajando en la misma empresa, aunque debido a su avanzada edad, ya no puede viajar demasiado. Sin embargo, él realiza todas sus actividades con mucho entusiasmo y demostrando que se mantiene preparado para todo lo que venga.

El hombre explicó que tuvo que dejar la escuela y comenzar a trabajar, debido a la crisis financiera que atravesaba su familia. Cuando comenzó como el muchacho de los recados, el dinero que ganaba, lo destinaba exclusivamente para ayudar con los gastos de su hogar.

“En 1938 se esperaba que los niños trabajaran para ayudar a mantener a la familia. como el hijo mayor de cinco, mi madre me llevó a buscar trabajo a los 14 años.”

Santa Catarina, el lugar donde nació y pasó toda su vida, es una ciudad con una amplia población alemana, por lo que dominaba bastante bien el idioma. Su madre, fue quien lo llevó a la industria textil para pedir trabajo.

Walter, asegura que el secreto de su éxito es centrarse en el presente y no en el futuro. De esta manera, cuenta que no le importa tanto el mañana y cada día se levanta pensando en ir a trabajar. Además, aconseja a todas las personas que intenten trabajar en una buena empresa y en un área que los motive.

Para Walter es un honor haber recibido el premio por la carrera más larga en la misma empresa. Sin embargo, cuando comenzó a trabajar jamás se imagino que algún día iba a ganar una medalla por sus servicios prestados.

El longevo hombre ha cumplido recientemente 100 años y lo ha celebrado junto a sus familiares y compañeros de trabajo. Walter asegura que no está preparado para retirarse, ahora quiere seguir sumando años a su récord mundial.

Comment here