Uncategorized

Adoptó a un bebé temporalmente, hoy es su niñera

niñera

Lamentablemente, muchos niños que llegan a este mundo no tienen una familia que les brinde amor y contención. En estos casos, terminan hogares de acogida y lejos de sus padres biológicos. Cuando son tan pequeños, necesitan cuidados especiales y un albergue no es el lugar más adecuado para ellos.

Por suerte para estos niños pequeñitos, hay personas que están dispuestas a cuidarlos temporalmente hasta que llega el momento de entregarlos a su familia definitiva. Este el caso de Julie Long, una mujer con un gran corazón.

Durante varios años, Julia ha recibido en su hogar a bebés pequeños para cuidarlos y protegerlos hasta que tuvieran una familia que los pudiera adoptar de manera definitiva. Si bien es cierto que este es un acto muy noble, también puede ser algo sumamente doloroso, pues los niños que cuida son demasiado pequeños para recordarla cuando crecen.

Pero esta vez, las cosas fueron diferentes, pues el padre biológico de uno de los niños que Julie atendió le pidió que se convirtiera en su niñera. De esta manera, ella podría seguir viéndolo y compartiendo tiempo juntos.

Para este hombre, era importante que su hijo tuviera una figura materna y nadie mejor que Julie para hacerlo. Pues esta mujer había cuidado al niño desde que tenía solo unos días de vida.

Braelyn vivió con Julie desde que nació hasta que su padre biológico pudo obtener la custodia completa. Por ciertos motivos, la madre no pudo hacerse cargo, por lo que el bebé terminó en los brazos de esta noble mujer, quien lo cuidó y le dio todo su amor.

Cabe mencionar que la familia de Julie tiene una certificación como familia adoptiva y durante 8 años han abierto las puertas de su hogar a muchos niños. Ella es consciente de que ha elegido cuidarlos de manera temporal y cuando su trabajo termina deben decirle adiós para siempre.

“La parte más difícil es decir adiós, sin dudas. Cada vez que paso por eso, paso por un proceso de duelo. Siento que hay pedacitos de mi corazón dando vueltas y no tienen idea. Todos nuestros niños adoptivos han tenido menos de 4 años, por lo que la mayoría no se acuerda de nosotros.”

Sin embargo, esta vez fue diferente, pues el padre biológico de Braelyn no quiso que Julie se separara de su hijo. A modo de agradecimiento por haberlo cuidado mientras él luchaba por obtener la custodia, le pidió que se convirtiera en su niñera.

El hombre le explicó que no quería que ella se alejara de su hijo, dado que habían formado un vínculo familiar muy grande. Claro está, que ella no esperaba esto, pues no es común que algo así suceda.

“Él me llama Mamá Julie y me encanta. No soy su mamá, pero soy como una madre para él. La única madre que conoce.”

Sin lugar a dudas Julie está muy agradecida porque el padre de Braelyn la haya tenido en cuenta y le haya pedido que fuera la niñera de su hijo. Gracias a ello, podrá seguir compartiendo tiempo con el pequeño que creyó que nunca más volvería a ver.

Comment here