Niños

Cómo ayudar a tu hijo para que le cueste menos madrugar

madrugar

Creo que el levantarse temprano es una de las tareas más difíciles tanto para los adultos como para los niños y es que la cama es tan linda, el dormir y descansar es algo que no puede faltar.

Ahora, en muchas ocasiones puede ser que el hacer que un niño se levante temprano lo ponga de mal humor, lo que lleva a que los padres estemos de mal humor.

 

Lo mejor siempre será evitar la situación, para ello tendrás que ayudar a tu hijo para que le cueste menos madrugar. En el articulo de hoy lo que te recomendare son las claves para que ayudes a tu hijo a despertarse mejor y no de mal humor.

Algo que es bueno pues tiene beneficios para toda la familia, puedes tomar nota de esto y obviamente adaptar cada punto a tu ritmo de vida.

 

Las claves para ayudar a tus hijos, así les cuesta menos madrugar

Organización: Esta es una de las claves principales, si los niños tienen que levantarse temprano para ir al colegio o hacer alguna actividad, lo mejor es tener todo preparado y así además ahorrar tiempo.

También puedes crear un lindo cartel con recordatorio de las actividades a realizar para ellos sepan que sigue y así evitar las pérdidas de tiempo.

 

Acostarse temprano: Algo que bueno, no es nada del otro mundo. Si hay que despertarse temprano lo mejor es acostarse temprano.

En el caso de que a tu hijo le cueste levantarse, debes tratar de que se acueste más temprano, además controla eso para que el pequeño duerma las horas necesarias (mínimo entre 8 y 9 horas).

 

Margen de tiempo: Esto es importante, para que le cueste menos madrugar lo que puedes hacer es dejar un margen de tiempo de unos 15 minutos aproximadamente.

Lo conseguirás adelantando el despertador, gracias a esos minutos podrá despertarse bien y estirarse sin agobio pues no se le hará tarde.

 

Activarlos suavemente: Sin dudas el madrugar es una tarea difícil, incluso para los adultos. Por ese motivo cuando levantes a tu pequeño tienes que evitar hacerlo de forma brusca.

Algo que puedes hacer es ir a la habitación y decirle serenamente al oído una frase como: “Es hora de levantarse y hacer realidad tus sueños”. Importante es que enciendas la luz para comprobar que está despabilado, así no se vuelve a dormir.

 

Se un ejemplo: Y no puede faltar este secreto, la mejor manera de ayudar a los pequeños es dando el ejemplo, respeta los horarios de descanso, hay que ser organizados y evitar quejarse de madrugar, pues esas son las cosas que los pequeños siempre miraran.

Ten en cuenta que los niños esperan que la organización que se les indica también la hagan los padres.

 

 

También te puede interesar: 

Niños: La siesta es necesaria hasta los tres años

Comment here