Uncategorized

Bebé con Síndrome de Down sonríe al ver su foto para una campaña de Navidad

Ahora que nos acercamos a fines de noviembre, la mayoría de tiendas ha comenzado a prepararse para Navidad, pues está cada vez más cerca. Esta es una de las festividades más esperadas de todo el año por muchos, especialmente por los niños, quienes desean abrir sus regalos lo más pronto posible.

No obstante, también tenemos que recordar que estas fechas son especiales para unirse en familia y pasar un tiempo de calidad con ellos. Para algunos, esta es la única oportunidad que tienen en el año de reencontrarse con los suyos, por o que también querrán aprovecharla al máximo.

Es que no se trata solo de los regalos y de la comida, sino de la unión. Algo de lo que no se habla mucho, quizás, es que estas fiestas sirven para la integración de todas las personas, conocidas y desconocidas. Un buen ejemplo de ello es el de Meesha Willis, una maestra de 31 años y de su hija, Alyssa, una pequeña de 1 año que nació con Síndrome de Down.

A pesar de su condición, fue elegida para posar como modelo para una campaña detrás y se ha robado los corazones de todos por su belleza. Pero detrás de este hermoso rostro, hay una historia conmovedora atrás.

La Navidad es una ocasión para celebrar y eso es lo que quiso hacer esta familia de Newport, Gales. Fue por ello que dejaron que su pequeña hija participara de una campaña navideña de la línea de ropa de la cadena de locales F&F Tesco e iniciara sus primeros pasos en el modelaje a su corta edad.

La foto de la niña junto a la fotografía de la campa se ha vuelto viral en las redes y su familia se siente feliz y orgullosa por ello.

“No podemos creerlo y casi lloré, fue muy sorprendente. No tenía idea de que iba a aparecer en esta escala, ya que inicialmente, no te dicen para qué usarán las fotos. Todo lo que sabíamos era que esto era para F&F” contó la madre en sus redes sociales.

Según lo reseñado por el Daily Mail, la sesión de fotos le resultó extraña a Meesha, ya que fue en agosto y ella estaba vestida como Sra. Claus. Luego, esperaron a que pasara Halloween para ver la fotografía de su hija en su página de Instagram y para su sorpresa, su rostro estaba en la tienda.

Cuando se enteraron que su hija estaba en una gigantografía en la tienda, fueron lo más pronto posible para verlo y le tomaron una foto con la pequeña sonriendo junto a él. La niña se reconoció a sí misma en la imagen y no podía ocultar su felicidad.

“Vi el cartel masivo y supe que teníamos que verlo de inmediato. Alyssa no podía dejar de sonreír y señalaba el cartel mientras gritaba, ya que creo que sabía que era ella. Tuvimos amigos y familiares en todo el Reino Unido que nos enviaron fotos de ella en su tienda local y ahora está en bastantes.”

A la niña le encanta disfrazarse junto a su hermana mayor Aurelia. Además, disfruta de que le tomen fotografías, por lo que su madre le ha conseguido un contrato de modelaje con Zebedee, una compañía que se especializa en ayudar a los modelos con Síndrome de Down y otras discapacidades a cumplir sus sueños.

Comment here