Uncategorized

Bebé recién nacida salva a su hermana gemela moribunda

recién nacida

Los milagros si existen y esta una prueba de ello. Una bebé al borde de la muerte es salvada por su hermana gemela. A continuación, te contaremos una historia muy emotiva que demuestra que el amor hace milagros.

Fue en el instituto de Massachusetts Memorial Hospitals, donde una mujer dio a luz a dos pequeñas 12 semanas antes de la fecha estimada para el parto. Las gemelas Brielle y Kirye hicieron posible lo imposible.

El embarazo de su padre había transcurrido con completa normalidad. Sin embargo, el parto se adelantó repentinamente. Como era de esperarse, las gemelas fueron puestas en incubadoras separadas para evitar que se contagien virus o bacterias una de la otra, hasta que fueran lo suficientemente fuertes para salir al mundo.

Lo que los médicos no esperaban era lo que sucedería después. Mientras una de las gemelas evolucionaba perfectamente, la otra comenzó a deteriorarse. La oxigenación y el corazón de la pequeña Brielle comenzaron a comprometerse, llegando al punto que su cuerpo comenzó a tornarse de color azul.

La vida de la pequeña Brielle pendía de un hilo y contra todo pronóstico, un milagro la salvó. Una de las enfermeras que estaba a cargo de supervisar el progreso de las pequeñas les comentó a los padres sobre una técnica que se empleaba en Europa.

Esta practica consistía en colocar a las gemelas en una misa incubadora. Si los padres aceptaban, serían las primeras personas en Estados Unidos en emplear esta técnica. Desesperanzados, buscaban una solución, por lo que accedieron.

Cuando la enfermera puso a Brielle en la incubadora de Kirye, esta la recibió con un abrazo. Con el paso de los días, la bebé que estaba en grave estado comenzó a mejorar. En muy pocas semanas, su ritmo cardiaco y su oxigenación se estabilizó. Ya no tenía un color azulado en su piel.

Tanto los padres, como los médicos y enfermeros quedaron sorprendidos al ver cómo evolucionó la pequeña Brielle. De hecho, si no hubiera fotografías de como fue le proceso, nadie lo creería.

Semanas más tarde las gemelas fueron dadas de alta. Desde que regresaron a su casa continuaron haciendo casi todo juntas: dormían juntas, hacían sus labores al mismo tiempo e iban juntas a la escuela. En la actualidad, Kirye y Brielle siguen siendo igual de unidas.

En el 2011, cuando cumplieron 16 años, fueron entrevistadas por un noticiero local. Esta noticia se viralizó recientemente cuando una de las gemelas compartió las imágenes en sus redes sociales.

Comment here