Bebé

Bebés criados en brazos: ¿Son menos autónomos?

brazos

Cuando tenemos un bebé, cuando pensamos en la crianza de los mismos en una de las primeras cosas que pensamos es en la autonomía que tendrá. Esta clase de pensamientos aumenta cuando escuchamos comentarios como “no cojas al bebé que se malcría” o “no lo tomes en brazos que se acostumbrara”.

 

Muchos adultos piensan que los bebés que suelen estar en brazos por mucho tiempo se convierten en adultos dependientes, que pierden la autonomía.

Piensan que el fomentar la separación física del bebé y la madre lo que hace es promover la autonomía y la independencia del bebé. Pero déjame decirte una cosa, todas esas cosas son creencias viejas que muchos siguen solo porque lo escucharon de alguien más o porque a ellos les ha ido bien con ese método.

 

¿Lo convierte en niño independiente o no?

Debido a esas creencias es que muchos padres comienzan a dudar y esto lo que hace es evitar que sostengan al bebé y lo dejen en la cuna, hamaquitas o incluso en el suelo jugando.

Todo para que no se acostumbren a los brazos. Pero la verdad es que en realidad solo provoca malestar en el bebé, les genera mucha incomodidad y tristeza a los padres porque no responden a un llanto para no “malcriarlo”.

 

Durante el desarrollo de la autonomía del bebé tiene que entenderse como un proceso evolutivo, este avanza de acuerdo al crecimiento y la maduración de pequeño.

El primer año de vida, el bebé desarrolla la psicomotricidad y también va desarrollando su autonomía. La capacidad de mantenerse sentados, el poder manipular objetos, desplazarse gateando, abre al bebé un mundo lleno de posibilidades.

 

El tomar al pequeño en brazos cuando lo necesita o reclama el pequeño no lo hace dependiente. Ten en cuenta que los niños irán sintiéndose más seguros con su entorno y desarrollando autonomía gradualmente, de forma natural y feliz.

 

Es importante responder a los reclamos

Es muy importante responder a los reclamos, porque esto lo que hace es permitirle que vea el mundo que lo rodea como un lugar seguro, tranquilo y en el que confía.

Luego de estar un rato con mamá, podrá pasar ratos jugando o manipulando objetos siempre cerca de la madre. Después pasará a alejarse de la madre porque querrá investigar.

 

Lo que quiero decir es que es mentira lo que se dice, no creas a un niño dependiente por tenerlo en brazos, por buscarlo y mimarlo cada vez que llora.

El bebé lo que necesita es tiempo, maduración para poder comportarse con independencia y estar en los brazos de los padres es esencial. Porque de esa forma gana confianza básica en el mundo, además es una de las mejores formas en la que pueda desarrollar autonomía.

 

Fuente: El bebé

Comment here