Bebé

¿Por qué los bebés sonríen cuando duermen?

los bebés sonríen cuando duermen

Una de las cosas más lindas que vemos las madres es a nuestros hijos recién nacidos dormir y haciendo una pequeña sonrisa que parece de satisfacción. Esto es realmente algo hermoso, que nunca saldrá de nuestras mentes. Sin embargo, en ese momento también se nos vienen varias preguntas a la cabeza.

¿Qué le hará tanta gracia? ¿Esa sonrisa es intencionada? A pesar de ser hermosa y que nos hace felices, como madres es muy bueno saber por qué ocurren ciertas cosas. Déjame explicarte que esa sonrisa del bebé durante las primeras semanas, que normalmente se ve cuando comió, está a gusto, dormido o adormilado es un gesto completamente involuntario e inconsciente.

Los bebés sonríen cuando duermen

Así es, se trata de un acto reflejo, es la contracción de los músculos faciales que le permiten sonreír al ser humano y la cual es motivada por las diferentes sensaciones placenteras (como, por ejemplo, un recuerdo de cuando estuvo en el útero o la sensación de tener el pañal limpio).

10 Cosas que hacen a tu hijo feliz

Sin dudas esta reacción sorprende y mucho más a los pares que buscan y buscan una sonrisa del pequeño.

Ahora, por si no lo sabías hay muchas personas que denominan este gesto como “La sonrisa de los ángeles” y es que no va dirigida a nadie, pues no la despierta los padres y no tiene una intención comunicativa.

Cuándo es un acto voluntario?

Otra pregunta que muchos se hacen y es: ¿Cuándo es un acto voluntario? Se puede decir que aproximadamente a los 8 o 9 meses de vida, la sonrisa de un bebé es un acto voluntario, la esboza cuando está despierto y en compañía, no sólo cuando está solo.

Normalmente responde al estímulo visual de los padres y de las personas más cercanas, ahí es cuando comenzamos a entender que mientras más sonríe a un rostro, más lo acepta.

De esa forma se comienza un diálogo de comunicación afectiva entre los padres y sus hijos. Este estrecha sus lazos amorosos y despierta el interés del bebé por explorar y conocer su entorno.

A medida que pasan los meses gracias a la repetición cotidiana de la experiencia, el niño comenzará a adquirir sentido del humor, lo que lo hará sonreír y después reír a carcajadas, esto ante las cosas que le sorprenden y le parecen divertidas.

Luego esas bromas que compartes con el niño lo hacen sentirse querido y aceptado, de esa forma le ofreces un buen punto de partida para desarrollar una personalidad mucho más alegre y optimista.

Entonces, lo que te quiero decir es que es muy importante que le sonrías a tu bebé, además no cuesta nada, ten en cuenta que vale mucho y trae muchos beneficios para el desarrollo de tu pequeño.

También te puede interesar:

Comment here