Uncategorized

Callos o ampollas de succión

callos

Se trata de callos de lactancia en tu bebé, que desaparecerán a los pocos días.

 

Al comienzo de la lactancia, es normal que algunos bebés presenten en la parte media del labio superior una protuberancia blanda y transparente de piel. Se trata de callosidades producidas por el roce que ocurre al alimentarlo.

 

Sin embargo, no te preocupes, mamá, porque estos callos no resultan molestos para tu bebé, ni tampoco requieren de algún cuidado especial, debido a que normalmente se caen en forma espontánea a las pocas semanas.

 

Tampoco se trata del síntoma de alguna enfermedad, debido a que sólo es una más de las cosas a las que nuestro bebé se debe habituar en su vida extrauterina. Procura, simplemente, ver que no se haya producido por un mal agarre por parte del bebé, o por un signo de presencia de frenillo lingual.

 

En tales casos sabrás diferenciarlo, producto de que estará acompañado de otra sintomatología como son las tomas dolorosas o muy largas, donde finalmente el bebé se aburre, se cansa y se queda dormido; la pérdida de peso; y un chasquido al mamar (se escucha perfectamente como el bebé pierde el vacío al succionar).

 

En estos casos la pérdida de peso es porque el bebé no está comiendo lo suficiente, y su cansancio, se debe a que usa demasiado los labios y las encías para poder succionar. Lo recomendable es que si ves que el callo no cae con las semanas y que tu bebé presenta estos síntomas, acudas a la matrona, para que corrija la postura, descarte problemas de agarre, o la presencia de frenillo.

 

Cuando tu bebé aprenda a succionar y, luego, cuando comencemos a agregar nuevos alimentos, su boquita ya será más resistente. En ningún caso intentes acelerar el proceso, ni trates de reventar o arrancar estas ampollas.

 

Comment here