Uncategorized

Cloasma Gestacional: Las manchas del embarazo

Cloasma Gestacional

Las manchas durante el embarazo, o cloasma gestacional, son muy comunes. Si han aparecido en tu cara, hoy te dejamos algunos tips.

 

Tal vez has visto algunas manchas en tu frente, pómulos, u otras partes de tu rostro. Debes saber, entonces, que el cloasma suele aparecer en torno al cuarto o quinto mes de gestación, por lo que si estás esperando a tu bebé, es absolutamente normal, y no se trata de ninguna patología que pueda afectarte a ti, o a tu hijo.

 

La causa principal de la aparición de estas manchas reside en las ya tan mencionadas variaciones hormonales por las que pasamos, y que conllevan un aumento en la producción de melanina.

 

Es por esta misma razón que las manchas no sólo se dan producto del embarazo, sino que también pueden ser a consecuencia de algún tratamiento hormonal. Como sea, el cloasma se presenta hasta en un 70% de las mujeres embarazadas.

 

Pero dijimos que te daríamos algunos tips: Un buen consejo es el consumo de vitamina c; además de eso, el ácido azelaico es un buen aliado para bloquear la actividad de la tirosinasa, la enzima que estimula el proceso de melanogénesis; además, busca hidroxiácidos, como los ácidos glicólico, láctico y salicílico, que favorecen el recambio celular; finalmente, un buen consejo es el uso de bloqueador solar.

La exposición al sol es otra de las causas que puede incrementar la aparición de las manchas durante la gestación o los tratamientos hormonales, por lo que es recomendable evitar un contacto prolongado con los rayos UV.

 

Lo más probable es que las manchas que han aparecido en tu piel, desaparezcan cuando hayas tenido a tu bebé. Sin embargo, si éstas no desaparecen, consulta con un dermatólogo que te indique qué tratamiento seguir en tu caso. Mientras tanto, protégete del sol incluso semanas después de haber dado a luz.

 

Comment here