Consejos

Cómo corregir a tu hijo cuando comienzan los berrinches y gritos

gritos

Ya sea más o menos, pero todos los pequeños hacen berrinches, gritan y lloran. En muchas ocasiones por cosas que consideramos no son tan importantes. Pero debemos aprender a respetar que quizás para ellos sean más importantes de lo que podríamos imaginar.

 

El problema en estos casos es que muchos padres pierden la paciencia con una gran rapidez y comienzan a castigar o incluso a recurrir al maltrato verbal y físico. Cuando en realidad es posible lograr corregirlos manteniéndose tranquilo en todo momento.

 

Corregir a mi hijo cuando esta insoportable

No vas a ser mala madre o padre por admitir que tu hijo cada tanto se vuelve insoportable. Todos lo hemos pasado en alguna ocasión. Pero es necesario mantener la tranquilidad e intentar estar lo más relajados posibles cuando comienzan los berrinches de los pequeños.

 

Muchos padres recurrir a los famosos castigos. Pero ese es el primer error. No el castigo en sí, sino llamar castigo a algo que debería llamarse consecuencia.

 

¿Cómo es posible corregir a tu hijo? Primero que nada, es fundamental conocerlos, saber qué les gusta y qué no. De esta forma cuando se porta mal y quieres corregirlo puedes aplicar la consecuencia adecuada.

 

La idea es que, manteniendo la calma, con un lenguaje correcto, siendo sereno y siempre mirando a tu pequeño a los ojos, arrodillado para estar a su altura. Debes comentarle cuales son las consecuencias que tiene lo que está haciendo.

 

De esta forma cuando estas a su misma altura no solamente estas demostrando respeto hacia él. Sino que también logras que te preste más atención.

 

Los niños, los límites y las consecuencias

Es fundamental lograr que entienda que existen normas de conveniencia. Que las reglas están para cumplirse y que los límites deben respetarse.

 

Luego de esto lograr que sean conscientes de las consecuencias y de lo que esto significa cada vez que rompan alguna regla o no respeten los límites.

 

Las consecuencias no deben ser tan terribles. En caso de que el pequeño no quiera ayudar a poner la mesa o acompañarte a algún lado.

Quizás puedes decirle que en ese caso lo que debería hacer será limpiar su habitación o comer todas las verduras en la cena. Hacerle entender que esa es una consecuencia de no ayudar en casa.

 

Evidentemente podríamos poner más ejemplos. Pero lo ideal es que seas tú quien decida cuáles serían las consecuencias basándose también en sus gustos y su forma de ser.

También te puede interesar:

¿Por qué tu hijo se porta tan mal cuando estás tú?

Comments (1)

  1. […] Cómo corregir a tu hijo cuando comienzan los berrinches y gritos Previous Article […]

Comment here