Uncategorized

Cómo cuidar la cicatriz tras un parto por cesárea

Lo más importante es mantener la herida limpia y seca, no hacer fuerza y seguir algunos sencillos consejos.

 

Aún cuando se realice con todas las precauciones existentes, y el médico trate de ubicar la herida en el lugar más adecuado, es inevitable que quede una pequeña marca en tu cuerpo.

 

Por fortuna, las cosas han cambiado con el paso del tiempo, y el avance de la tecnología ha permitido no sólo hacer incisiones más pequeñas, sino que tener hospitalizaciones por menos tiempo.

 

De todas formas, aunque en esta historia hay un final feliz, y el premio más hermoso es nuestro bebé,  no debes olvidar que la cesárea es una cirugía mayor, y se debe cuidar como tal.

 

Algunos consejos para el cuidado

  • Para empezar, si tu cesárea es programada y sabes que la llevarán a cabo,  conviene que te prepares, y uses diariamente alguna crema hidratante.
  • Posterior a eso, cuando la intervención ya ha sido realizada, sigue todos los consejos de tu médico, aplicándote algún antiséptico si es que te lo han dado, o tomándote los medicamentos, si ese es el caso.
  • Lávala con agua y jabón y sécala con pequeños golpecitos, sin frotarla.
  • Cuida usar ropa en la que no se vaya a enredar.
  • Una vez que te hayan retirado los puntos, aplica alguna crema, gel o aceite de rosa mosqueta. Te ayudará a hacerla más discreta, y a lograr una mejor cicatrización.
  • No te expongas al sol, al menos por 6 meses.
  • No hagas fuerza, ni cargues cosas pesadas.
  • Al hacer cosas tan cotidianas como reírte o toser, puede ser que la herida duela. De ser así, llévate las manos a la guatita, presionándola levemente para evitar el dolor.

 

Afortunadamente, en la mayoría de los casos se practica la cesárea vía suprapúbica, es decir, horizontal, que suele dejar una casi imperceptible cicatriz. Sea cual sea la realidad, simplemente cuida la operación, para que pronto puedas estar 100% para tu bebé.

 

Comment here