Uncategorized

Cómo seguir con la lactancia en el trabajo

lactancia

Aunque requiere de esfuerzo, seguirle dando pecho a tu bebé, e ir a trabajar, es posible.

 

Uno de los momentos más difíciles para las mamás que trabajan fuera de casa, es cuando se cumple el tiempo de post natal, debiendo regresar a sus puestos.

La separación con su pequeño tesoro no es fácil, más allá de si tienen quien se los cuide, o si la opción será la sala cuna.

 

Las semanas previas al regreso resultan un verdadero desafío, entre el hacernos a la idea de que ya no estaremos el día entero para nuestro angelito, ni tal vez lo suficientemente cerca para el momento en que reclame nuestro pecho.

 

Es precisamente este uno de los puntos más complejos de la separación: la lactancia. Interrumpir este maravilloso proceso natural que ha creado una sólida y cálida unión entre la mamita y su bebé.

 

¿Qué hacer al regresar al trabajo?

Aunque requiere un poco de esfuerzo de parte de ambos, encontrar un término medio para seguirle dando pecho a tu bebé, e ir a trabajar, es posible.

Así es que, si vuelves a trabajar pronto, lo primero es buscar un sacaleches. De esa manera podrás ir de a poco acostumbrando a tu bebé a la mamadera, pero que contenga tu propia leche.

Este paso es necesario al menos por dos semanas antes de regresar a trabajar para que tu pequeño no desconozca. Incluso, esta práctica la puedes realizar en el horario en que efectivamente estarás en el trabajo.

 

Una vez que te incorpores, levántate un poco antes para dar pecho a tu bebé antes de irte a trabajar. Así, te irás más tranquila, sabiendo que has dejado satisfecho y alimentado a tu bebé.

Conviene que lleves tu bolsa de extracción de leche al trabajo y te extraigas la leche cuando notes la subida. Estas bolsas de lactancia están preparadas para almacenar la leche adecuadamente para que no se eche a perder.

 

Cuando vuelvas, haz la misma dinámica: da pecho a tu bebé en cuanto vuelvan a estar juntos por la tarde. Ofrécele el mayor número de tomas antes de acostarse, todas las veces que te lo pida.

Ten presente que el llenado depende directamente de la demanda. Por tanto, cuanto mayor sea la extracción por parte del bebé o con el sacaleches, mayor cantidad de leche tendrás para tu hijo.

 

 

También te puede interesar:

¿Qué es la lactancia mixta?

 

Comment here