Lactancia

Consejos para una lactancia sin dolor

lactancia

Lo cierto es que a pesar de la lactancia materna sea una experiencia única, un momento especial entre madre e hijo. Hay que tener en cuenta que no todo es color de rosas ya que pueden surgir varias complicaciones que nos hacen estresar y nos hagan dudar de abandonar la lactancia.

 

Lo más normal es el hecho de sentir mucho dolor en los pezones, está la posibilidad de que los tengas sensibles, pero la verdad es que influyen muchos factores en esto.

Amamantar puede doler, pero no debería por lo tanto si duele luego de unos días de haber comenzado algo está mal. Para que no tengas más este dolor, para que puedas dejar de sufrir lo que tiene que ser algo hermoso te daré algunos consejos que te ayudarán a calmar el dolor.

 

Prueba diferentes posturas: Si cambias la postura en cada toma estarás ayudando a disminuir la presión sobre los pechos y de esta forma mejorarás el agarre del bebé.

Seguramente cada vez que alimentas a tu niño lo haces en la posición más común, la cual es conocida como la de cuna. Pero hay muchas otras que puedes usar y pueden ser beneficiosas para ti, pero tienes que probar.

 

Usa tu propia leche como cura: Cada vez son más los estudios que comprueban que la leche materna tiene propiedades anti patógenas y curativas.

Estas refuerzan al sistema inmunitario del bebé y lo cierto es que pueden ser de gran utilidad para ayudar en la curación de los pezones agrietados o doloridos.

Por este motivo si te duelen lo que puedes hacer es frotar un poco de leche materna sobre los pezones y dejarlos secar.

 

Que se sequen al aire: Si duelen mucho los pezones lo que puedes hacer es dejarlo secar al aire, trata de evitar ponerte el sostén apenas terminas de alimentar a tu pequeño.

 

Extrae leche para dejar descansar el pezón: Esta es otra forma de ayudar a tu pecho, cada tanto extrae leche y dásela a tu niño con un biberón. No pasara nada malo al hacer esto, ten en cuenta que si tu pezón está agrietado, si no le das un descanso se lastimara mas y eso no es bueno ni para ti ni para tu bebé.

 

Buen agarre: Hay que tener en cuenta que un buen agarre es la clave, este cumple el objetivo de garantizar una buena transferencia de leche y lograr un vaciado del pecho suficiente para mantener la producción.

También así evitaras dolor en los pezones, lo cierto es que un agarre incorrecto puede causar complicaciones a largo plazo como disminuir la producción de leche.

 

Comment here