EmbarazoParto

Contracciones ¿Cuáles anuncian el parto y cuáles no?

contracciones

Es normal pensar que cuando sufres contracciones creas que estás entrando en labor de parto, pero hay muchas contracciones que no necesariamente significan eso.

 

¿Cómo puedes hacer para darte cuenta? No es en realidad demasiado complicado, siempre hay que tener mucha precaución e informarse lo mejor posible para evitar cualquier clase de situación complicada.

 

Pero a continuación, te ayudaremos a entender y distinguir lo que sería una contracción que te avisa de que tu bebé está a punto de nacer y cuáles son las que no.

 

Si sufres alguna clase de contracción o problema que no se encuentre detallado en esta lista que veras a continuación, evidentemente deberías acudir a tu médico para que te examine y tratarte en caso de que sea necesario.

 

Las contracciones que sí son del parto

Las más comunes son las que no paran, que son dolorosas, bastante intensas y que ocurren seguido.

 

Se vuelven demasiado molestas y ni siquiera quedándote en reposo paran.

 

Cuando comienzas a sentirlas cada cinco minutos durante más de una hora, es una señal clara de que debes ir al médico.

 

Las contracciones que, sí son del parto, tienen como función básicamente dilatar lo que vendría a ser el cuello del útero para que de esta forma el bebé pueda pasar por el canal vaginal sin ninguna clase de complicación.

 

Contracciones que no son del parto

Estas ocurren en la segunda mitad del embarazo, cuando tu pancita se pone dura, son contracciones bastante suaves y no son dolorosas, pero además ocurren cada tanto, son contracciones normales ya que el útero está creciendo poco a poco y se prepara para el parto.

 

Las llamadas “Contracciones prodrómicas” son aquellas que ocurren días antes del parto en cuestión, las cuales ayudan a borrar el cuello del útero. Son bastante intensas, pero desaparecen de repente.

 

Recuerda que cualquier pequeña duda que tengas es considerablemente importante que no te la guardes ni tampoco investigues demasiado por tu cuenta, deberías consultar a un profesional siempre que tengas una duda, por más mínima que sea, ya que, después de todo, estamos hablando de la vida de tu pequeño bebé que está a punto de formar parte de tu vida.

 

En cualquier caso, si tienes alguna clase de duda o pregunta puedes dejarla en la sección de comentarios que puedes encontrar un poco más abajo y apenas sea posible, la misma será respondida.

Comment here