Uncategorized

El control de esfínteres en la infancia

control

Algunos consejos para ayudar a tu pequeño en el control de esfínteres.

Los entrenamientos para controlar esfínteres requieren un poco de tiempo, dedicación y paciencia por parte de los papitos. Se comienza con la retirada de los pañales durante el día, dejándoselos sólo por la noche.

 

Debes tener en cuenta, eso sí, que no es un problema si el niño se hace por estar jugando. Su naturaleza aún no es de preocupaciones y, en ningún caso, retarlo será de ayuda, porque no es una falta: está recién aprendiendo.

 

Tampoco es buena idea hacerlo que espere cuando tiene ganas, ya sea porque estemos ocupadas haciendo otra cosa, o porque ya falte poco  para llegar a la casa. Tu pequeño aún no sabe aguantarse, y se hará.

 

Si hablamos de poner el pañal sólo por las noches, es porque al estar durmiendo, sus deseos no lo despertarán para ir al baño y se mojará. Es mejor prevenir, a la vez que nos quedamos más tranquilos nosotros. Eso sí, no hagas lo mismo durante el día, de poner el pañal unas horas y en otras sacarlo, porque el niño no lo comprenderá y le resultará más difícil realizar el control de esfínteres.

 

Compra un adaptador para tu taza de baño y cada vez que tu bebé necesite ir, acompáñalo. Si consigue hacer, refuerza con elogios lo bien que lo ha hecho. Si no te avisa y se hace, no lo regañes, mejor deja que pase unos instantes para que se sienta incómodo y se dé cuenta que la próxima vez debe avisar.

 

Y, lo más importante: en este proceso no lo ridiculices, es un aprendizaje que requiere una gran dificultad.

 

Comment here