Uncategorized

Criticó a su nuera y su esposo la defendió: “No me casé por una casa limpia”

limpia

Las relaciones entre suegras y nueras no siempre es la mejor de todas. Como madres, queremos lo mejor para nuestros retoños y a pesar de que ya son adultos, siempre seguirán siendo nuestros pequeños. Este suele ser el motivo más común por el que muchas veces hay cierto recelo con las parejas de nuestros hijos.

De hecho, cuando se habla de suegras, nunca faltan las historias de villanas de telenovelas que no quisiéramos tener en casa. Sin embargo, muchas veces nuestros hijos nos sorprenden por su madurez y por la forma a la que se enfrentan a los problemas cotidianos.

Esto fue lo que le sucedió a la madre de Clint Edwards cuando criticó a su nuera por la limpieza de su hogar. Para su sorpresa, salió a defender a su esposa diciendo que él no se casó con ella por eso.

“No me metí en este matrimonio por una casa limpia. Me metí en eso porque ella parecía ser alguien con quien podría pasar mi vida.”

Todas aquellas mujeres que somos madres, sabemos a la perfección que tener hijos y mantener una casa limpia todo el tiempo es imposible. A diario, las actividades cotidianas que pueden parecer muy simples para algunos, pueden convertirse en una tarea titánica, sobre todo si son pequeños.

En su blog No Idea What I’m Doing: A Daddy Blog (No tengo idea de lo que estoy haciendo: un blog de papás) Clint Edward compartió la conversación que tuvo con su madre. “¿No te molesta que Mel no mantenga la casa limpia?” fue la pregunta que desató una ola de polémicas.

“Era sábado. Estaba lavando los platos. Sinceramente, no sabía qué decir. (…) Ella obviamente se había dado cuenta de que nuestra casa no estaba tan ordenada. Aunque no es solo el trabajo de Mel limpiar. Veo nuestro matrimonio como una sociedad, por lo que la limpieza es tanto mi responsabilidad como la de ella.

Realmente no sabía cómo responderle a mi madre, así que vacilé. (…) Pero recordando, creo que la percepción de mi madre de nuestra casa realmente refleja la época en que creció. Ella es parte de la generación del baby boom. Yo no conocía muy bien a mi papá, peri si recuerdo que me dio este consejo sobre elegir a una esposa: “Pasa por su casa de forma inesperada. Mira cómo se ve allí. Cómo mantiene su casa puede decir mucho de una mujer.”

En ese momento se percató de que aquel comentario de su madre era una crítica basada en la época en la que creció, algo que la mayoría de las personas de su edad suelen pensar. Sin embargo, a diferencia de ella, en lo que menos pensaba era en una casa limpia cuando decidió casarse con Mel.

“Realmente no pensé en una casa limpia cuando me casé con mi esposa. Pensé en cómo me gustaba lo que tenía para decir. Pensé en cómo me hacía sentir. Pensé en cómo ella sonreía mucho. Me gusta eso. Pensé en cómo era dulce y pensativa, y en cómo parecía la clase de madre que querría para mis hijos.”

Finalmente, cuando por fin encontró las palabras adecuadas para su madre, le respondió dejándola sin palabras. Edward Clint aseguró que había elegido a Mel como su esposa porque ella era alguien con quien podía pasar el resto de su vida.

Entre balbuceos, la madre de Edward se disculpó y dijo que quizás eso sea algo más importante que tener una casa limpia. Su posteo se volvió viral, no solo en su blog, sino en todas las redes sociales. Miles de hombres y mujeres lo felicitaron por sus palabras y por defender a su esposa.

Comment here