Bebé

¿Cuándo se cierra la fontanela/mollera del bebé?

bebé

Esta es una pregunta que nos hacemos todas las madres cuando ya nació nuestro hijo y sentimos que la parte delantera de su cabecita sigue demasiado blanda.

Pues primero y principal es normal que te preocupes si pasa un tiempo y sientes que no se está cerrando, pero ten en cuenta que esto lleva su tiempo, que es normal que no se cierre rápidamente.

 

La fontanela o más bien conocida como mollera es la zona de la cabeza del bebé en donde los huesos del cráneo no se llegan a juntar durante los primeros meses.

Esto es así porque el cráneo en realidad no está hecho de una sola parte, tiene diferentes huesos que se van uniendo con el tiempo.

En si esto ocurre porque la cabeza de un bebé crece mucho durante el primer año y así es como permite que el cerebro crezca sin problemas.

 

Por qué queda sin cerrar

Como te dije anteriormente esta parte del cráneo queda sin cerrar, primero porque se va uniendo con otros huesos ya que el cráneo no es uno solo.

Pero también es porque así permite que el cerebro se expanda mucho más rápido de lo que el hueso puede crecer, así es como no hay problemas de tamaño.

Aunque no es para lo único ya que esta parte de la cabecita se mantiene abierta para que pueda pasar por la vagina durante el parto.

 

La mollera que todas las madres conocen es la que se encuentra en la parte superior y frontal del cráneo, pues esta se llega a cerrar entre los 7 y 19 meses de edad.

Pero no es la única, en realidad los pequeños tienen muchos más espacios sin cerrar y es en la parte trasera del cráneo y de los lados.

 

Cuando se cierran

Por ejemplo, las fontanelas que están en la parte trasera del cráneo se cierran normalmente entre el primer y tercer mes luego del nacimiento.

En cambio, la de los lados, las cuales se encuentran más o menos a la altura de la sien, se cierran 6 meses después del parto. Las que se encuentran detrás de las orejas más o menos entre los 6 y 18 meses de edad.

 

Por lo tanto, se puede decir que las molleras que más tardan en cerrarse son la delantera y las que se encuentran detrás de las orejas.

Es increíble la cantidad de cosas que pasan en el cuerpo del ser humano y no sabemos, ahora ya sabes. Todas las madres tenemos que tener cuidado ya que en realidad las cabecitas de nuestros hijos están muy sensibles durante los primeros meses de vida, incluso luego de que cumplen el año.

 

También te puede interesar:

Datos asombrosos de los primeros días del bebé

Comment here