Uncategorized

“Deben dejar de mimar a sus hijos”. Maestra culpa a los padres por el mal comportamiento de sus alumnos

Aquellos padres de familia que tienen la responsabilidad de disciplinar y educar a sus hijos, saben a la perfección que no es una tarea sencilla. Además, no hay ningún manual que te enseñe como criar a los niños, sino que es un oficio que se aprende todos los días.

Sin embargo, no todos tienen la capacidad de poder educar y criar a sus hijos y muchas veces la crianza respetuosa se confunde con falta de respeto. También está el hecho de que está mal visto disciplinar los niños de otras personas, dado que esto puede generar que se vivan escenarios incómodos para los adultos que tiene que tolerar los comportamientos groseros de estos pequeños.

Un claro ejemplo de ello puede ser cuando los profesores se encuentran con alumnos irreverentesm haciendo que sea todo más difícil para ellos, quienes son las figuras de autoridad dentro de la escuela. Es el trabajo de los padres encargarse de las conductas indisciplinadas de sus hijos.

Sin embargo, hay quienes aseguran que es el trabajo de los maestros inculcar valores a sus hijos, por lo que no hacen nada para modificar sus malos comportamientos. Este tipo de situación es bastante normal y cuando es algo que sucede todos los días es bastante complicado de manejar.

Esto mismo fue lo que le sucedió a una maestra oriunda de Texas, Estados Unidos, quien expresó su frustración hacia alguno de sus alumnos y a sus padres permisivos a través de su cuenta de Facebook. El enojo de la mujer fue tanto que decidió abandonar su profesión por completo.

“Ya he tomado la decisión de dejar la docencia a finales de este año, y hoy no sé siquiera si conseguiré llegar hasta esa fecha. Los padres se han vuelto demasiado irrespetuosos y sus hijos son aún peores.”

En su cuenta de Facebook, la maestra Julie Marburguer describió una situación en particular que fue la gota que derramó el vaso. Según el relato de esta profesora una madre se enfadó porque su hijo fue castigado por su mal comportamiento. Incluso, la mujer arremetió contra ella delante del alumno.

La publicación de Julie rápidamente se volvió viral casi al instante, generando un gran debate sobre lo sucedido, en relación a la disciplina y a la crianza de los hijos. Lo más triste de todo esto es que hubo varios maestros que se sintieron identificados con esta profesora y aseguraron haber vivido situaciones bastante similares.

“He recibido respuestas de gente de todo el mundo, literalmente. Me preocupaba, después de que esto estallara en todo Facebook, que la gente se sintiera ofendida por ello y lo que he descubierto es que ahora estoy recibiendo más apoyo.”

En otra publicación, Julie agradeció el apoyo que recibió de los demás profesores que estaban en su misma situación. No obstante, aseguró que su intención no era ser un portavoz, sino contar lo que estaba sucediendo en su escuela y el por qué dejaría la docencia.

“Nunca he pretendido ser portavoz de nada. No soy la más cualificada para hacerlo y desde luego no soy la mejor profesora que existe, ni mucho menos. Pero evidentemente mis palabras, pronunciadas con desesperación aquel día, han tocado la fibra de mucha gente.”

El lado positivo de todo esto es que enseñó a varios padres una lección importante. “La gente TIENE que dejar de mimar y ser permisivos con sus hijos. Es un problema que se va a extender por nuestra sociedad como un incendio. No es justo para la sociedad y, lo que es más importante, no es justo para los niños enseñarles que esto está bien. No les servirá para tener una vida exitosa y feliz.”

Julie Marburguer compartió una serie de imágenes inquietantes en las que muestran las condiciones en las que se encuentra su salón de clases todos los días gracias a sus alumnos. En las fotografías se puede ver libros destrozados, estanterías rotas, el suelo desordenado y hasta chicles pegados en las ventanas.

Según la entrevista que dio a Good Morning America, la escuela no dio un presupuesto para el aula. En cambio, todos los artículos destruidos por los alumnos, fueron comprados con el dinero de la propia maestra. Cansada de la situación comenzó a trazar una línea de arena. Al parecer, la mitad de la clase está reprobando su materia tan solo por no entregar sus tareas.

La profesora de Texas escribió en su cuenta de Facebook que ya ha tomado la decisión de jade la docencia. Pues está cansada del mal comportamiento de los alumnos y de las represalias que toman los padres cuando castiga a sus hijos.

Comment here