Uncategorized

“Debo cuidar a mi padre enfermo”. Joven asegura que no consigue empleo por parecer un niño de 12 años

Las personas que están en busca de un empleo saben que el camino no será sencillo, sobre todo cuando recién están entrando al mercado laboral. La mayoría de los empleadores siempre buscan a alguien que cuente con experiencia previa en puestos similares, por lo que aquellos que no la tengan, quedan rápidamente descartados.

Asistir a entrevistas laborales y las distintas evaluaciones que se realizan previo a la contratación, son tediosas y complicadas. Sobre todo, porque se vive con mucho nerviosismo y ansiedad este proceso, pues sabes que solo tienes una oportunidad para dar lo máximo de ti para logar quedar seleccionado.

Sin embargo, hay algunas personas que no lo tienen problemas de fortuna o capacidad ara hacerse con un empleo. También tienen otras dificultares que van más allá de ellos, como padecimientos, enfermedades o su apariencia. Esta ultima es la pesadilla que está viviendo un joven de 27 años.

Se trata de Mao Sheng, un joven que aseguró que no puede conseguir empleo porque “parece un niño de 12 años”. Según la información compartida por el medio India Times, ha estado a punto de rendirse muchas veces en su búsqueda de algún puesto de trabajo. No obstante, no puede hacerlo porque necesita mantener a su padre que está enfermo.

El joven oriundo de Guangdong, China, asegura que muchas empresas ya lo han rechazado porque tiene una “apariencia demasiado infantil”. Esta es la causa principal por el cual los empleadores no quieren arriesgarse a contratarlo.

Pero el rechazo de los empleadores no ha quedado solo ahí. La mayoría de las veces también están acompañados de críticas por la manera en la que actúa Mao. En casi todas las entrevistas de trabajo a las que ha asistido, lo acusan de mentir sobre su edad.

Otros en cambio, a pesar de creerle, le explican que su apariencia podría causarle problemas con las autoridades del gobierno chino. Es que debido a que parece ser un niño de 12 años, podrían ser denunciados por “trabajo infantil” y prefieren no correr el riesgo.

Mao está tan desesperado por conseguir un empleo que expuso su problema de apariencia en sus redes sociales y rápidamente se volvió viral. El joven contó que una vez salió a buscar empleo con un amigo que quedó seleccionado en la primera fábrica en la que se postularon.

Mientras tanto, él fue rechazado una y otra vez por numerosas compañías. A pesar de lo difícil que pueda llegar a ser, Mao no se dará por vencido hasta encontrar un empleo que le permita llevar el sustento a su hogar. Esperamos que pronto pueda conseguirlo y que alguien le brinde una oportunidad para trabajar. La vida de su padre depende de ello.

Comment here