Uncategorized

“Debo mantener a mi familia”. Abuelito utiliza el transporte público para trabajar como repartidor

La vida no siempre es color de rosa y no todas las personas cuentan con las mismas oportunidades. Incluso, hay algunos que deben aprender a ser perseverantes y a luchar contra la adversidad superando obstáculos para alcanzar su meta. Nadie dijo que fuera sencillo surgir, por lo que es importante mantense firme y no bajar los brazos, por más difícil que sea.

José Daniel Carrillo González entiende muy bien de todo esto. El hombre, oriundo de la ciudad de Reynosa, Tamaulipas (México) se encuentra desempleado, pero ha sabido ingeniárselas para conseguir algunos ingresos de dinero y poder así mantener su familia.

Al momento que se quedó sin empleo, no se dio por vencido sino todo lo contrario. A pesar de su edad, ha utilizado sus redes sociales para ofrecer sus servicios de repartidor de encomiendas para aquellas personas que lo requieran.

En su cuenta de Facebook ha hecho varias publicaciones llamando a la solidaridad de las personas. No para pedir dinero ni nada por el estilo, sino para buscar algún trabajo, pues José Daniel quiere ganarse la vida de forma honrada.

“Si no tienes tiempo de ir a realizar tus compras, tienes un antojo de algo y no quieres ir por ello, o simplemente hace mucho calor para salir de tu casa, no te preocupes, yo lo hago por ti.

Estoy disponible para un mandado y silo necesita para que no salga al solazo y no esté esperando en las filas de cualquier comercio, yo puedo ir a traer el mandado, recuerde que voy en la pecera. Muchas gracias por su tiempo.”

Don José, como lo llaman sus amigos y familiares, tiene que utilizar el transporte público para cumplir con su trabajo de repartidor, ya que no cuenta con vehículo propio. Luego de que comenzara a ofrecer sus servicios en las redes sociales, se ha vuelto conocido por muchos.

Algunos usuarios han comenzado a realizar una colecta de dinero para ayudarlo. “Muy buenas tardes quiero dar gracias a Dios por todos los clientes a quién hoy pude atender y los que no pude atender por alguna necesidad que tuve pido disculpas a los que no pude atender. Gracias bendícelos señor a cada uno de ellos y dales tu bendición amén.”

Conforme se iba haciendo más conocido en internet por sus servicios, se ganó el apodo de “El Rappi Reynosense”. El hombre también aprovechó sus redes sociales para agradecer todo el apoyo que le brindaron.

“Solo me quiero expresar sobre los mensajes que pusieron aquí de apoyo, muchas gracias por su apoyo, agradezco mucho a Dios que haya gente tan buena y que quiera ayudar a los demás. Muchas gracias, que Dios los bendiga siempre.”

A pesar de que no cuenta con un vehículo propio, como automóvil, motocicleta o bicicleta, se las ingenia para ganar algo de dinero y poder llevar un plato de comida a su casa.

“Tenía que buscar y llevar sustentos al hogar para mantener a mi familia, así que tuve la idea de hacer favores a cambio de una propina, así que, si tú no quieres ir a un lugar, ¡yo voy!” Gracias a las personas que se solidarizaron con Don José y compartieron sus publicaciones, el hombre fue haciéndose más conocido. Esperemos que pronto pueda adquirir su propio vehículo para seguir trabajando de forma más eficiente y poder así llegar más rápido a más clientes.

Comment here