Uncategorized

La delicada piel del recién nacido

piel

Los mejores tips para cuidar proteger la piel de tu pequeño.

 

La piel de tu bebé es suave, lisa  e inmadura.  Se caracteriza por ser extremadamente sensible, debido a que una vez que lo bañas o lavas por primera vez, su piel pierde la protección natural que los resguarda en el vientre materno, dejándolos expuestos a agentes externos. Algunas medidas de cuidado que puedes adoptar para protegerla son: Utilizar productos con pH neutro para bañarlo, evitar la exposición al sol, utilizar ropa con telas naturales o de algodón, y evitar los roces con los pliegues de su piel.

 

A continuación te ofrecemos algunos consejitos para cuidar la piel de tu bebé y tratar la costra láctea.

 

¿Qué es la vérnix caseosa y cuánto tiempo es conveniente mantenerla?

Los bebés al nacer tienen una sustancia grasa denominada vérnix caseosa, que tiene como función proteger la piel de tu bebé de la deshidratación e incluso de infecciones externas del ambiente que los rodea.

 

Según expertos, es conveniente mantener esta sustancia grasa en la piel de los niños el mayor tiempo posible. Es difícil establecer un día concreto para darle el primer baño al bebé, pero conviene esperar algunos días. Puede que una semana sea un número prudente de días para seguir manteniendo la piel de tu pequeño con su protección natural. No obstante la vérnix caseosa ira desapareciendo poco a poco sin necesidad de lavarla.

 

¿Cómo cuidar y mantener la piel de tu recién nacido?

Es preferible bañar al bebé con jabones neutros, suaves, sin perfumes y especialmente diseñados para él. De acuerdo a la frecuencia de baño, lo ideal es que sigas los consejos del pediatra. Recuerda que quién cuide, toque y lave al bebé debe hacerlo con las manos limpias, puesto que es la fuente de contacto directo con su piel. En general, siempre utiliza líneas de productos infantiles que cuiden y protejan la dermis de tu bebé.

 

 

¿Se debe hidratar la piel del bebé?

Claro que si. Es conveniente utilizar una loción hidratante suave, sin perfumes y especial para bebés. Debes tener en cuenta que la piel de tu pequeño es extremadamente fina y puede absorber muy fácilmente las sustancias que entran en contacto con su piel. Es por esto que no puedes aplicar cualquier tipo de jabón, loción o antiséptico.

 

¿Qué es la costra láctea y cómo tratarla?

La costra láctea una afección muy común en los bebés que se caracteriza por la presencia de escamas amarillentas o blanquecinas fuertemente adheridas al  cuero cabelludo. Suele aparecer las primeras semanas de vida del bebé y desaparecer antes de los 3 años.

 

Es probable que la costra láctea desaparezca sola y no necesite ningún tipo de tratamiento, pero a veces es tanto el grosor que es difícil retirarlas. Si la costra es intensa y está muy adherida al cuero cabelludo, te recomendamos comentarlo con el pediatra de tu pequeño para que te recete alguna sustancia para ablandarla y removerla.

 

No te asustes si aparecen en los pliegues de la piel, cejas, entrecejo, en las zonas de la boca o detrás de la orejas. Aunque en estos casos tiene otro nombre como dermatitis seborreica.

 

Comment here