Uncategorized

“Desearía que no pusieran barras al colecho”. Madre duerme con sus hijos adolescentes y asegura que no dejará de hacerlo

Cuando se trata de la crianza y de la educación de los niños, cada padre tiene la completa de libertad de hacer lo que mejor crea para sus hijos. Sin embargo, esto no significa que sea bien visto y aceptado por los demás, en especial, cuando comparten sus métodos poco convencionales.

Un ejemplo de ello es Bernie Watkins, una mujer de 49 años, quien es madre soltera de Frankie de 10 años y de Caden de 12 años, cuando confesó en sus redes sociales que aún duerme con dos hijos.

“Siempre hemos estado juntos en una cama, desde que eran recién nacidos y no quería dejarlos solos en una habitación diferente. Pueden parar cuando quieran e ir a sus propias habitaciones, pero siempre han preferido dormir conmigo.”

A pesar de que ha pasado una década desde el nacimiento de los menores y de que cada uno de ellos tienen sus propias camas en sus habitaciones continúan con el colecho. Para Bernie, no tiene nada de malo que sus hijos continúen durmiendo con ella y está segura de que esto no le traerán consecuencias negativas a sus retoños cuando crezcan.

“Somos una familia cariñosa y muy unida, así que es perfecto para nosotros. Acostarnos por la noche es una parte encantadora de nuestros días. La gente me dijo que crecerían para ser pegajosos y dependientes si seguíamos compartiendo, pero son todo lo contrario.”

Según explicó la madre, simplemente han decidido continuar durmiendo todos juntos porque es lo más cómodo para todos, ya que su mamá tiene una cama de tamaño King. Tanto para Bernie como para sus hijos, esta práctica “no tiene nada de raro”, de hecho, ella asegura que es algo completamente natural.

“Para nosotros es lo más normal del mundo y ninguno de nosotros quiere parar. Es la razón por la que tenemos un vínculo tan estrecho. Desearía que otras personas no hicieran comentarios ni pusieran barreras al colecho. La gente hace un juicio automático.”

Todas las noches, cuando llega el momento de ir a la cama, tienen la oportunidad de pasar tiempo de calidad juntos. Durante su rutina, encienden velas, ponen música relajante y hablan de todo lo que desean. Sin embargo, sabe que esta práctica no es muy común en todos los hogares y que hasta puede ser mal vista por algunos padres. A pesar de ello, pide respeto y que se acepten las distintas opiniones.

“Creo que es importante tener ese contacto. Es realmente discreto, pero significa mucho para nosotros. Puedo entender por qué la gente dice que es raro porque en Inglaterra no es la norma. Supongo que todo el mundo tiene derecho a tener su propia opinión”, finalizó.

Comment here