Uncategorized

Diébédo Francis Kéré, el primer arquitecto africano en ganar un Premio Nobel

Diébédo Francis Kéré

Para muchos profesionales arquitectos e incluso ingenieros, no hay nada más increíble que reconozcan su trayectoria, visión, compromiso y talento, tanto para con su entorno como con la sociedad. Ganar un Premio Nobel por su trabajo es considerado el máximo prestigio de sus carreras.

Todos los años, se premia a uno a varios arquitectos por su labor y su aporte a través del arte y la arquitectura. Aquella persona que se lleva el primer puesto, es porque se considera que su trabajo ha sido revolucionario, como es el caso de Diébédo Francis Kéré.

Desde la primera vez que se entregó este Premio Nobel en 1979, ningún africano lo había ganado. No fue hasta que ahora que Diébédo Francis Kéré lo consiguió. El hombre, nació y creció en uno de los países más pobres del continente africano, con uno de los niveles más bajos en desarrollo humano y económico.

El 10 de abril de 1965, en Burkina Faso nació este increíble arquitecto, quien con su historia de vida se ha convertido en una fuente de admiración y superación. Desde joven tuvo que trasladarse a otras ciudades para poder estudiar, aunque jamás imaginó haber llegado tan lejos.

“¿Pueden imaginarlo? Nací en Burkina Faso, en este pequeño pueblo no había escuela. Y mi padre quería que aprendiera a leer y escribir de manera muy sencilla porque así podría traducirle o leerle sus cartas.”

A sus 57 años, Diébédo Francis Kéré recibió el Premio Pritzker de Arquitectura en la ciudad de Londres. Al parecer, no era el favorito para llevarse el premio, pero contra todo pronóstico, se convirtió en el primer africano en conseguirlo.

Su trabajo se encuentra en África, por lo que es normal que muy poca gente conozca sus creaciones. Sin embargo, fue gracias a su labor que se pudieron construir escuelas primarias y un hospital para todos los habitantes.

Para poder lograr todo lo que hizo, Diébédo Francis Kéré empleó sus técnicas locales y de bioclimatismo. Es decir, que sabe utilizar los recursos naturales de la tierra como el Sol y el viento para hacer edificios con espacios confortables.

El presidente del comité Tom Pritzker dijo en un comunicado: “Francis Kéré es una arquitectura pionera, sostenible para la tierra y sus habitantes, en tierras de extrema escasez. Es a la vez arquitecto y servidor, mejorando las vidas y experiencias de innumerables ciudadanos en una región del mundo a veces olvidada. A través de edificios que
demuestran belleza, modestia, audacia e invención, y por la integridad de su arquitectura y gesto. Kéré defiende con gracia la misión de este premio”

Sus obras lo han llevado a viajar a diferentes partes del mundo y aunque actualmente viva en Berlín, Alemania, su corazón y su mente nunca se ha alejado de Burkina Faso, su pueblo natal. De hecho, aún continúa devolviendo con creces lo que su país le dio cuando era solo un niño.

Comment here