Parto

Diferencias entre el parto natural y una cesárea

diferencias

Aunque muchos no lo crean, son muchas las futuras madres que se preguntan si tienen que optar por un parto natural o por una cesárea cuando llegue el momento de tener al bebé. En este caso debo decir que desde siempre el parto natural es lo más seguro, sin embargo, hay casos en donde es necesario que el bebé nazca por cesárea.

 

Pero sé que a pesar de que siempre se diga lo mismo te gustaría tener más información y por ese mismo motivo es que te quiero comentar estas 9 diferencias entre la cesárea y el parto natural.

 

9 diferencias entre el parto vaginal y la cesárea

Número 1: Normalmente las cesáreas son programadas, en cambio el parto natural no se sabe cuándo ocurrirá.

 

Número 2: Con la operación quirúrgica a diferencia del parto vaginal la dilatación no está presente y por ende el dolor tampoco. Esto porque se debe anestesiar a la madre para poder hacer la incisión en el ombligo. Aunque luego el dolor si esta y es mucho más lenta la recuperación.

Lo malo de la anestesia, no solo pasa que puede ser peligrosa, si no que además por unas horas es necesario que la mamá use un catéter vesical porque no puede controlar la orina.

 

Número 3: El parto vaginal es un proceso natural, mientras que la cesárea es una cirugía.

 

Número 4: En el caso de la cesárea tiene un tiempo estimado, pero el parto vaginal puede llegar a durar 14 horas y mucho más.

 

diferencias

 

Número 5: La recuperación luego de una cesárea es mucho más lenta que la del parto vaginal.

 

Número 6: La experiencia es diferente, esto debes saberlo. Cuando está en el quirófano, la mujer tiene que delegar el nacimiento en los médicos, lo cual no ocurre en el parto vaginal.

Lo bueno es que actualmente hay muchos hospitales y clínicas que permiten que mamá vea al bebé cuando nace, aunque en otros se sigue restringiendo el tener al bebé en brazos hasta que esté en la habitación descansando.

 

Número 7: La experiencia, pero de parte del bebé, ten en cuenta que ver la luz en un quirófano es como despertarse rápidamente. El paso del templado y oscuro líquido amniótico a la fría luz quirúrgica se produce de forma brusca. Por ello es que la adaptación es más traumática con la cesárea.

 

Número 8: Como mencione anteriormente la recuperación es diferente, la cesárea no llega a provocar lesiones en el periné y el parto vaginal sí. En la cesárea lo que ocurre es que el médico tiene que cortar la piel, las franjas musculares y luego el útero. Es una herida que por varios días duele, no te puedes agachar ni levantar mucho.

 

Número 9: La lactancia también tiene que ver, en el caso de la cesárea el bebé es confiado al padre, pues la madre tiene que terminar la intervención. Luego cuando está en la habitación está todavía con el efecto de los antibióticos y anestesia, no puede comer en varias horas y no disfruta tanto de las primeras horas con su bebé.

 

Comments (1)

  1. Me parece un poco erróneo éste artículo respecto a la cesárea. Antes de tenerlo se sufren contracciones porque ya estás en la última semana aunque fuera programada el bebé es quien elige cuando salir y hay que aguantarsela como todas hasta el momento de la cirugía en donde estamos despiertas y rogas que salga todo bien más cuando ya son más de 1 cesárea rogas que no halla hemorragia.
    Con el tema de la lactancia después de la saturación y salir del quirofano enseguida me engancharon a la teta a mis tres hijos no como dice acá que no pueden. Duele muchísimo pero no importa porque tener a tu bebé contigo te hace olvidar ese dolor.
    A mis hijos los tuve en el Hospital universitario Austral por si hay dudas.
    Respeto su opinión pero me parece que no es la correcta. No es lindo leer algo que no es así

Comment here