Uncategorized

Doctores presencian un parto histórico de una joven de 23 años

Muchas parejas sueñan con poder convertirse en padres y formar una familia. Cuando esto sucede, no hay nada que los alegre y los emocione más, salvo saber que no será solo uno, sino muchos más.

Alexandra Kinov es una joven de 23 años oriunda de Praga, República Checa. Desde hace varios años, está en pareja con Antonin Kroscen y fruto de su relación fueron padres de una hermosa niña. Tiempo más tarde, recibieron la noticia de que iban a convertirse en padres una vez más.

La joven madre sabía desde el principio que no se trataba de un embarazo simple, sino que estaba preparada para la idea de tener gemelos. Cabe mencionar que tanto ella como su pareja provienen de familias en las que los embarazos dobles o múltiples son bastante comunes, por lo que tener más de un hijo a la vez no era algo de extrañarse.

Durante la una de las primeras ecografías, el médico les confirmó que no se trataban de mellizos, sino de cuatrillizos. Aunque fue un motivo de mucha alegría para la pareja, quedaron atónitos al recibir la noticia, pues era algo que no esperaban.

Mientras Alexandra y Antonin hacían un esfuerzo por aceptar el hecho de que iban a tener cuatro bebés, la siguiente ecografía mostró que en realidad se trataban de cinco bebés. Cuando él medico pudo localizar la quinta cabeza en la ecografía, la joven comenzó a llorar de la emoción.

Lo cierto es que la ecografía era bastante confusa y solo se veían cabezas y piernas al azar. Por lo tanto, era bastante complejo saber si solo eran cinco o había más bebés en camino, ya que no se podían distinguir bien sus cuerpitos.

Por más extraño que parezca, la pareja había concebido un embarazo quíntuple de manera completamente natural, es decir, sin ningún tratamiento de fertilización. Las probabilidades de que esto suceda son de 1 entre 60 millones, realmente escasos, pero no por eso imposible.

A pesar de la cantidad alucinante de fetos que llevaba en su vientre, Alexandra quería seguir con su plan de alimentarlos con leche materna desde el nacimiento. La joven explicó que su intención es que sus hijos se alimenten de manera natural, aunque es consciente de que es necesaria alguna fórmula extra para que los pequeños estén bien alimentados.

Lamentablemente, Antoni no pudo estar presente para el nacimiento de sus cinco hijos porque el tren se había retrasado. El hombre recuerda que pasó todo el viaje llorando por no haber podido acompañando a su pareja en el momento más importante.

No obstante, el nacimiento de los niños fue todo un éxito y transcurrió sin complicaciones. La familia le dio la bienvenida a cuatro varoncitos llamados Martín, Deniel, Michael y Alex y una niña llamada Tereza.

El nacimiento de estos bebés fue un hecho sumamente emocionante no solo para Alexandra y Antonin sino para todo el país. En República Checa los últimos quintillizos habían nacido en 1949 y esto es algo que sucede una vez cada 480 años.

Comment here